EEUU y la UE llegan a un acuerdo que acaba con la guerra de los aranceles

Reducirán las tarifas en bienes industriales, salvo coches, y Bruselas importará más soja y gas natural

Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Juncker y Trump, durante su reunión en la Casa Blanca.

Juncker y Trump, durante su reunión en la Casa Blanca. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Juncker y Trump, durante su reunión en la Casa Blanca.

pamplona- La Unión Europea y Estados Unidos alcanzaron ayer un acuerdo para cerrar la disputa comercial abierta entre ambas partes e iniciar una “nueva fase” de sus relaciones comerciales en la que reducirán los aranceles en una serie de sectores. Así lo anunciaron el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una declaración conjunta ante los medios de comunicación que no estaba prevista antes de que comenzaran su reunión en la Casa Blanca, que duró aproximadamente dos horas y media. La UE y EEUU trabajarán para incrementar los intercambios de bienes y servicios, por ejemplo a través de una reducción de los aranceles a productos industriales.

“Hoy es un gran día”, celebró el presidente norteamericano. “Cuando fui invitado a la Casa Blanca tenía la intención de conseguir un acuerdo, y hoy hemos conseguido un acuerdo”, manifestó Juncker.

Bruselas y Washington pactaron un comunicado conjunto en el que anuncian la apertura de una “nueva fase” de sus relaciones basada en una “amistad cercana” y en una postura comercial “fuerte” en la que “las dos partes van a ganar”.

La declaración incluye un acuerdo de cuatro puntos en los que la UE y Estados Unidos comenzarán a trabajar a partir de ahora. Durante este tiempo, explicó el jefe del Ejecutivo comunitario, ambas partes prometieron no aplicar nuevos aranceles y “revisar” los ya existentes sobre el acero y aluminio.

El primero de los compromisos es trabajar para conseguir un escenario de “cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios” en productos industriales distintos a los automóviles. La UE y Estados Unidos también se comprometieron a reducir las barreras al comercio de servicios, de productos químicos, farmacéuticos y médicos y de soja. “La UE va a empezar casi de inmediato a comprar soja”, prometió Trump.

En segundo lugar, las dos potencias pactaron reforzar su cooperación en materia energética. En este capítulo, Bruselas mostró su disposición a incrementar las importaciones de gas natural licuado (GNL) procedente de Estados Unidos para diversificar sus fuentes de energía.

El tercer punto del acuerdo incluye el compromiso de lanzar un diálogo sobre “estándares” para facilitar el comercio, reducir los obstáculos burocráticos y recortar los costes.

Por último, Bruselas y Washington acordaron “unir fuerzas” para proteger a sus empresas de “prácticas comerciales desleales” en todo el mundo. Por tanto trabajaremos junto con otros socios para reformar la OMC (Organización Mundial del Comercio) y atajar prácticas injustas, como el robo de propiedad intelectual, la transferencia obligada de tecnología, los subsidios industriales, las distorsiones creadas por empresas públicas y la sobrecapacidad”, explica el texto.

Trump y Juncker pactaron crear “inmediatamente” un grupo de expertos para avanzar en la agenda comercial pactada.

La visita de Juncker a Washington suscitó gran expectación tras el cruce de acusaciones y la imposición de aranceles por parte de Trump a las importaciones de acero y aluminio europeo, a las que Bruselas replicó con medidas idénticas a diversos productos estadounidenses, como motocicletas y pantalones vaqueros. - D.N.

la investigación

Retraso en la cita de Trump y putin

Año próximo. La próxima reunión entre Donald Trump y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no tendrá lugar hasta comienzos del año próximo, cuando termine la investigación de la llamada trama rusa, informaron fuentes de la Casa Blanca. “El presidente cree que el próximo encuentro bilateral con Putin debe tener lugar después de que haya acabado la caza de brujas de Rusia (en referencia a la investigación sobre las injerencias en la campaña), así que hemos acordado que será después de primeros de año”, señaló el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton. Trump deseaba celebrar el encuentro antes de finales de año.