Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Vía libre a rechazar una euroorden

Luxemburgo señala que un país puede negarse a ella si desconfía de la Justicia de otro estado

Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

pamplona- El enfrentamiento entre Irlanda y Polonia por una euroorden experimentó ayer una nueva batalla en la Justicia europea. Se trata del caso de un polaco con tres órdenes de detención europeas pero que alega que la reforma del sistema judicial de Polonia pone en peligro un proceso equitativo. La corte de Luxemburgo sostiene que Irlanda puede “abstenerse” de cursar la euroorden por “deficiencias” en el poder judicial de un país en el que la Justicia está en el punto de mira de la Comisión europea. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) señaló que un país puede y “debe” abstenerse de darle curso a una euroorden si hay riesgo de que “se viole el derecho fundamental -del acusado- a tener un juez independiente”.

En este caso concreto, se trata de una euroorden cursada por Polonia a Irlanda, que reclama a una persona acusada de tres delitos de tráfico de drogas y que argumentó como defensa que no existe independencia judicial en el país. La corte de Luxemburgo asevera en una sentencia que aunque no puede dirimir si el caso concreto es merecedor de que se aplique esa euroorden, sí lo puede hacer el juez del Estado miembro encargado del caso. Para ello, deberá discernir si “existe un riesgo real de que en el Estado miembro emisor se inflijan tratos inhumanos o degradantes por la existencia de deficiencias sistémicas”. Por otro lado, la Justicia del país deberá decidir si “existen razones serias y fundadas para creer que la persona objeto de la orden de detención europea estará expuesta a ese riesgo”. Por lo tanto, los problemas judiciales, en este caso de Polonia, no suspenderían automáticamente la euroorden, sino que la dejarían a expensas de un análisis concreto por el magistrado irlandés.

excepciónCon todo, la máxima instancia de la Justicia europea recuerda que esa denegación tiene que ser una “excepción al principio de reconocimiento mutuo en el que se basa el mecanismo de la orden de detención europea y debe ser objeto de interpretación estricta”. No es la primera vez que un ciudadano europeo p no ser devuelto a su país por no creer garantizado un juicio justo. Es por ello que se deberá analizar en base a elementos “objetivos, fiables, precisos y debidamente actualizados” la situación de la Justicia de ese Estado. - D. Gómez