Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Solidaridad veraniega con el Sáhara

94 niños y niñas saharauis pasan el verano en navarra gracias al proyecto ‘vacaciones en paz’

Un reportaje de Jon Aristu Fotografía Patxi Cascante - Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Los representantes de los 94 niños y niñas, con las familias de acogida, posan junto a la presidenta de Navarra, Uxue Barkos.

Los representantes de los 94 niños y niñas, con las familias de acogida, posan junto a la presidenta de Navarra, Uxue Barkos.

Galería Noticia

Los representantes de los 94 niños y niñas, con las familias de acogida, posan junto a la presidenta de Navarra, Uxue Barkos.
“Estuve el año pasado y, para mí, las personas que me acogen son como parte de mi familia”

Fatimetu Sidi Mohamed es una niña saharaui que tiene once años y es la segunda vez que viene a Navarra a pasar el verano dentro del programa Vacaciones en paz de la Asociación Navarra de Amigos del Sáhara (ANAS). Reconoce que lo que más le gusta es jugar con los amigos que hizo el año pasado, además de ir a la piscina o al río. Fatimetu vive con Carol García, representante de la asociación, y Kadur Abdel Krim, otro chico saharaui que está pasando el verano en la Comunidad Foral. A ellos los considera su familia, “la parte de mi familia que vive en Navarra”.

Fatimetu y Kadur son dos de los 94 niños y niñas saharauis que, gracias al programa Vacaciones en paz, pueden olvidarse del conflicto que se vive en su lugar natal y disfrutar de un periodo con su familia de acogida en Navarra.

La Asociación Navarra de Amigos del Sáhara lleva realizando esta iniciativa en la comunidad desde el año 1997 y cada periodo estival son un centenar de menores los que vienen desde campamentos de refugiados: “Principalmente por tres motivos: para huir de los 60 grados que tienen allí a diario, para realizarles una buena revisión médica y para que se alimenten bien, muchas veces tienen problemas de salud y son debidos a una mala alimentación”, explica la representante del proyecto. Por otro lado, tal y como aclaran desde la ANAS, a los niños les sirve para conocer otra cultura y ser embajadores de la causa saharaui, ya que, en sus palabras, “la sociedad navarra conoce el problema gracias a ellos”.

La responsable del proyecto Vacaciones en paz asegura que en Navarra existe una cultura de acogida, aunque son las familias las que tienen que pagar el coste del viaje: “Desde hace tres años, el gobierno subvenciona parte del viaje, pero el resto lo pagan las familias”.

fatimetu sidi mohamed

Saharaui que pasa el verano en Navarra

recibimiento del gobiernoLa presidenta del Ejecutivo foral, Uxue Barkos, recibió ayer a una representación de los 94 niños y niñas que están pasando el verano en la comunidad y a sus familias de acogida en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, en el que les trasmitió un mensaje de optimismo y solidaridad.

En primer lugar, la presidenta felicitó a la ANAS y a la Delegación del Sáhara en Navarra por la oportunidad que ofrecen a los niños y por lograr que “la causa del pueblo saharaui esté presente en la ciudadanía y en las instituciones”. También agradeció a las familias de acogida su solidaridad y su labor: “Son ellos los mejores embajadores de lo que la solidaridad navarra representa”, indicó.

Al dirigirse a los que denominó como “los verdaderos protagonistas”, Barkos les aseguró son “nuestros navarros y navarras en el Sáhara” y que no piensen que están solos, ya que “aquí hay personas que se preocupan por el futuro del Sáhara”. La presidenta les deseó una feliz estancia en Navarra: “Que disfrutéis al máximo, que juguéis todo lo que podáis y, al regresar, espero que os llevéis un muy buen recuerdo de nuestra tierra”.

En el acto de recibimiento, también participó el delegado del pueblo saharaui en Navarra, Badadi Benamar, quien tuvo palabras de agradecimiento hacia el conjunto de la sociedad Navarra, de la que dice ser una “comunidad especial”, y hacia el gobierno presidido por Uxue Barkos.

Antes de tratar sobre la situación en el Sáhara, el delegado reiteró su agradecimiento: “Navarra hace que las cosas, en la medida de lo posible, funcionen mejor de lo que están. A las familias que acogen y al gobierno, os agradecemos vuestra solidaridad”.

En cuanto a las circunstancias en las que vive el pueblo saharaui, Badadi Benamar explicó cómo soportan la situación: “Seguimos resistiendo. Ahora estamos cerca de los 60 grados en los campamentos, pero no nos queda otra que resistir”.