nueva ordenanza municipal en estella

Estella no tiene chabisques con licencia a una semana de que arranquen las fiestas

La nueva ordenanza municipal dificulta la apertura de este tipo de locales, que el año pasado fueron 19

Julen Azcona - Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Una calle con varios centros de reuniones de ocio adecuados para abrir todo el año.

Una calle con varios centros de reuniones de ocio adecuados para abrir todo el año. (JULEN AZCONA)

Galería Noticia

Una calle con varios centros de reuniones de ocio adecuados para abrir todo el año.

ESTELLA-LIZARRA.- La ciudad del Ega afronta sus primeras fiestas patronales bajo la nueva ordenanza municipal para chabisques y, a casi una semana del lanzamiento del cohete, no tiene registrada una sola bajera de este tipo y tan solo una cuadrilla ha solicitado regularizar así su local.

Actualmente hay 29 bajeras con licencia pero no son chabisques -legales solo durante un mes, del 15 de julio al 15 de agosto y con motivo de las fiestas- sino centros de reuniones de ocio, adecuados para abrir durante todo el año.

El año pasado, con la antigua ordenanza -aprobada en junio de 2017 y que debido a los tiempos burocráticos no llegó a aplicarse a aquellos festejos-, hubo un total de 45 locales: 26 de ellos eran centros de reunión y 19, chabisques. Desde el área de Urbanismo recuerdan que las solicitudes llegan a veces en el último momento, aunque también reconocen que la nueva normativa dificulta la apertura de chabisques.

El motivo, que este tipo de bajeras cerraron al terminar las pasadas fiestas y ahora muchas no pueden volver a abrir porque no respetan alguna de las nuevas exigencias: una distancia mínima de 30 metros entre bajeras, un certificado técnico de cumplimiento o que el espacio esté en una planta baja (se prohiben sótanos, altillos o entreplantas), entre otros.

Según explican desde el Consistorio, la elaboración del documento público o las obras para reformar las bajeras suponen un gasto que no es rentable para los propietarios de los chabisques, que solo pueden alquilarlo un mes al año.

La situación es diferente con los centros de reunión, que permanecen abiertos todo el año. Además, muchos ya estaban regularizados antes de la nueva normativa por lo que su situación no se ve afectada.

Desde el área de Juventud del Ayuntamiento, que con la nueva ordenanza hace de mediador entre juventud y vecindario, destacan que están “contentos” con cómo ha funcionado la norma con los centros de reunión. Respecto a los chabisques, aseguran que han recibido llamadas de jóvenes interesados en alquilar este tipo de local, pero que en la bolsa que tienen “no hay oferta”.

“Este año, no hay chabisques”, resumen, aunque recuerdan que de forma consciente se diseñó una ordenanza “flexible, así que se puede revisar y habrá cambios, pero requiere sus tiempos”, afirman. “En septiembre, lo bueno sería que la gente joven se involucrara en esta revisión de la ordenanza”.

Aclaran que la disposición “no es restrictiva, pero para chabisques hace falta otro concepto”. Insisten también en la necesidad de un “equilibrio” y añaden que “si se cede en disminuir las distancias, la gente joven tiene que ceder en los horarios, por ejemplo. Coger conciencia de que en un chabisque, aunque sea para fiestas, no vale todo”.

Desde Policía Municipal no han recibido de momento quejas relacionadas con locales, aunque temen que durante las fiestas surjan situaciones de jóvenes que se reúnan en bajeras al margen de la normativa vigente.