El colectivo Eraikiz Tafalla crea un gaztetxe en un antiguo convento

Con su ocupación buscan abrir los Pasionistas, en estado de abandono, al pueblo

Ainara Izko - Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Nuevo gaztetxe de Tafalla, situado en el antiguo convento de los Pasionistas.

Nuevo gaztetxe de Tafalla, situado en el antiguo convento de los Pasionistas.

Galería Noticia

Nuevo gaztetxe de Tafalla, situado en el antiguo convento de los Pasionistas.

tafalla- El colectivo juvenil Eraikiz ocupó el martes por la tarde un edificio situado en la entrada sur de Tafalla, en concreto el antiguo convento de los Pasionistas, para crear un gaztetxe. La acción coincide con el vigésimo segundo aniversario de la ocupación del primer gaztetxe en Tafalla, situado en el silo del Sempa, en las inmediaciones de la plaza de toros (en la calle Martínez de Espronceda), si bien hace 11 años se ocupó también otro edificio en el casco viejo, cerca de la placeta de los Auroros. Ambos, sin embargo, fueron desalojados al poco tiempo.

En este sentido, desde Eraikiz subrayan que han sido “parecidas reivindicaciones” y las “mismas aspiraciones” las que les han llevado a ocupar este edificio, en el que quieren construir “un espacio común en autogestión y auzolan, para que la juventud del pueblo, y todo el que sin ser tan joven quiera participar, tenga un sitio donde desarrollar sus proyectos en total libertad, sin más limitación ni injerencias que su propia imaginación y sus ganas de trabajar”, explica el colectivo en un comunicado.

“Hace ya tiempo que reclamamos un lugar para poder desarrollar nuestros proyectos en libertad, y con ese fin se creó el colectivo Eraikiz, que reclama el derecho del pueblo a poder disponer de un espacio que no estuviera limitado por presupuestos municipales, ni por limitaciones de horario, ni por ninguna normativa que pueda coartar de cualquier forma el libre desarrollo de las ideas que se vayan planteando. Vivimos una época en la que el sistema nos quiere a todos individualizados, solos y sumisos, y en esta tesitura creemos imprescindible poder gestionar un espacio propio en auzolan y autogestión para que podamos compartir entre todos y para todos, diferentes proyectos y experiencias”, añaden.

El proyecto consiste, en concreto, en “dar vida a un edificio que lleva años abandonado y que por lo que hemos podido saber pertenece a una autodenominada ONG” -según fuentes municipales, a Remar-, “que ha llegado a ser calificada en alguna ocasión de secta”, denuncian. “Sabemos que el pueblo de Tafalla le dará un uso que indudablemente será mucho más beneficioso para todos y todas que el mantenerlo en ruinas. La intención que tenemos es ir poco a poco y según las necesidades, ir reformando zonas de la parcela para que puedan ser usadas por distintos colectivos y grupos de Tafalla, para que puedan sacar adelante sus proyectos y tengan un sitio donde reunirse”, avanzan.

Para materializar el proyecto, desde Eraikiz invitan a la ciudadanía a participar en las asambleas y auzolanes que se van a realizar para que sientan el espacio como propio y lo vean crecer, porque “quién sabe qué puede surgir de aquí;un proyecto televisivo, grupos de música, un grupo de montaña, una coral, una radio… “, plantean.

Ayer, por ejemplo, los y las voluntarias que estuvieron desescombrando y adecuando el edificio realizaron una asamblea general, hubo una charla sobre Gaztetxes de Navarra y un recital de poesía nocturno.