García Montero: “Se debe ejercer una diplomacia cultural”

El nuevo director cerró la reunión anual con los 70 directores del Cervantes en los cinco continentes

Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

García Montero, director del Cervantes, durante su intervención.

García Montero, director del Cervantes, durante su intervención. (Foto: Efe)

Galería Noticia

García Montero, director del Cervantes, durante su intervención.

alicante- El nuevo director del Instituto Cervantes, el poeta Luis García Montero, defiende que esta es una institución “de Estado” que, además, sale “muy rentable” porque la mitad del presupuesto surge del propio trabajo docente y cultural del organismo, y únicamente supone “un poquito más de un euro” por español.

Así lo manifestó García Montero en la última jornada de la reunión anual de los 70 directores del Instituto Cervantes en los cinco continentes, que durante cuatro días se ha celebrado entre Orihuela y Alicante y que le ha servido para estrenarse en el cargo, después de su designación hace una semana en el Consejo de Ministros.

Defendió que la actividad del Cervantes hace que “se multiplique” cada euro que aporta el Estado gracias a la labor del personal de la institución, algo que le hace sentirse “orgulloso”. Por ello, subrayó la necesidad de que la institución esté alejada de “las políticas coyunturales” y, en cambio, sí ejerza una “diplomacia cultural” con el resto de países europeos.

“El Instituto Cervantes no puede entrar en las políticas coyunturales pero sí ejercer una diplomacia cultural hacia el resto de Europa, en las cosas que afectan a la vida de las personas”, afirmó García Montero.

continuar líneas y planesTambién señaló que continuará con “muchas de las líneas” marcadas por el anterior equipo directivo, y se ha comprometido especialmente en la defensa tanto del idioma que “articula a tantas naciones” como a las “culturas de las distintas nacionalidades y regiones que integran España”.

Asimismo apuntó que tiene avanzados los planes estratégicos para “la consolidación del diálogo entre todos los países hispanohablantes”, así como los nuevos retos con Asia, Europa y el Magreb.

Durante estas jornadas, García Montero pidió “sinceridad” a sus directores y que le trasladen sus experiencias, y se lleva sus impresiones sobre asuntos como presupuestos y carencias en materia laboral.

Entre los retos más inmediatos del Cervantes, en septiembre un simposio en Pekín sobre los intercambios culturales España-China, en noviembre un congreso sobre el español en Oriente Medio, en El Cairo, y avanzar en el congreso internacional de la lengua española en la ciudad argentina de Córdoba, en 2019. - Efe