Editorial de diario de noticias

Por una Administración fuerte y segura

La cartera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia afronta diferentes reformas legales para acercar y modernizar la gestión pública, crear 3.219 plazas y una apuesta por una Policía Foral más cercana

Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La apuesta por una Administración foral más eficaz, abierta y moderna ha sido uno de los ejes estratégicos que han definido la acción de la cartera de la consejera Beaumont en estos tres años de mandato: Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, una de las áreas más complejas y con mayores carencias desde anteriores gobiernos. De toda esta gestión merece la pena destacar dos leyes aprobadas por unanimidad: la ley foral de Transparencia ha favorecido el avance hacia una participación real y efectiva de la ciudadanía en las propuestas realizadas por el Ejecutivo a través del portal de Gobierno abierto (463.218 visitas en 2018), y la Ley foral de Accesibilidad Universal que ya se está materializando en nuevos planes hacia una sociedad más inclusiva y accesibles para personas discapacitadas. La actualización del Derecho Civil Foral de Navarra (para normativizar cuestiones tan importantes como el reconocimiento de la filiación no matrimonial) o la reforma de la Ley Foral de la Administración son proyectos que también están en marcha, a la vez que se han dado pasos para negociar con el Estado la asunción de las competencias previstas en la Ley de Amejoramiento (LORAFNA). En concreto, Navarra reivindica las competencias de Tráfico y Medio Ambiente relativas a la Policía Foral, y las de carácter sociosanitario en el ámbito penitenciario. Sin ir más lejos la consejera negociaba esta semana en Madrid con Grande-Marlaska esas competencias en seguridad como eje del autogobierno. Habrá que ver qué pasos da el nuevo Gobierno de Sánchez en este sentido. Una Policía Foral cada vez más coordinada con las locales y ya son 25 los municipios incorporados al modelo para compartir información y agilizar con ello las intervenciones, y también más cercana a la ciudadanía, que es lo que pretende el proyecto de Ley Foral de las Policías de Navarra. La formación que ya reciben en temas como igualdad de género, atención a la diversidad o mediación policial así lo avala. Una Policía que contará con nueva comisaría en Aranguren y que seguirá coordinada, a través del 112, con el resto de servicios de emergencias y otras policías estatales pese a las voces que tratan de manipular hablando de marginación a otros cuerpos. Otro de los hitos importantes es la estabilización de la plantilla con plazas fijas -no interinas- en una oferta pública de 3.219. En materia de justicia, destaca la apuesta por la mediación en conflictos, el refuerzo de la justicia gratuita, la ampliación del Juzgado de Violencia contra la Mujer y los nuevos juzgados de paz que, junto a la extensión de la banda ancha, son otras acciones menos visibles pero necesarias en una maquinaria, hasta ahora, obsoleta.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »