Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

España y Francia sellan una alianza ante la inmigración ilegal

Sánchez y Macron pactan una reunión de ministros europeos en Madrid y medidas para reforzar la eurozona

Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Sánchez y Macron se dirigen al interior del Palacio de la Moncloa para mantener su primera reunión en España.

Sánchez y Macron se dirigen al interior del Palacio de la Moncloa para mantener su primera reunión en España. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Sánchez y Macron se dirigen al interior del Palacio de la Moncloa para mantener su primera reunión en España.

pamplona- El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente francés, Emmanuel Macron, sellaron ayer en Madrid su alianza para hacer prosperar en el seno de la UE soluciones frente a la inmigración ilegal y acordar medidas que refuercen la zona euro para estar preparados ante crisis futuras. Sánchez recibió a Macron en el Palacio de la Moncloa en la que fue la primera vista a España del presidente francés, y ambos comparecieron en una conferencia de prensa previa antes de asistir a una cena ofrecida por el Rey. El jefe del Ejecutivo recalcó los valores y principios que unen a España y Francia y subrayó la determinación de ambos de hacer frente a retos que tiene ante sí la UE como la inmigración y el futuro de la zona euro. Son dos cuestiones objeto de sendas declaraciones suscritas por Sánchez y el presidente francés y que el jefe del Gobierno puso en valor.

En materia migratoria resaltó la necesidad de afrontar el problema con solidaridad y responsabilidad, así como aumentar la cooperación con los países origen y tránsito de la inmigración ilegal. De la misma forma, resaltó que siempre ha de tenerse muy en cuenta la dignidad y los derechos humanos de los migrantes. La declaración refleja la intención de convocar una reunión en España de los ministros encargados de los asuntos migratorios de Europa y del Sahel para explorar iniciativas comunes.

Macron calificó de “ejemplar” la cooperación entre España y Francia en materia migratoria y subrayó que sólo desde la colaboración la UE podrá hacer frente a lo que ha considerado como una realidad demográfica. Abogó también por el aumento de la ayuda a los países origen y tránsito de a inmigración y reconoció en este ámbito la experiencia española. Una experiencia que cree que debe aprovechar la UE en la política que debe desarrollar en este ámbito. “La convergencia entre los dos países es auténtica”, recalcó el presidente francés. Alertó de las soluciones ultranacionalistas que han podido tener éxito a corto plazo pero que después han fracasado.

Respecto a la declaración sobre la reforma de la zona euro, el presidente del Gobierno aseguró compartir la “obsesión” del presidente francés para avanzar en la unión económica y lograr, por ejemplo, un presupuesto de la zona euro. Para él, se trata de pertrechar a las sociedades de mecanismos útiles y eficientes para poder hacer frente a crisis que puedan venir en el futuro. Aseguró que la crisis vivida por España sirve de estímulo para que se intente avanzar con firmeza.

Sánchez ha aprovechado para destacar los buenos datos de empleo que reflejan la EPA conocida ayer y ratificó su compromiso de seguir mejorando la calidad del empleo. En ese contexto anunció que será hoy cuando el Consejo de Ministros aprobará el plan director de empleo contra la explotación laboral que ya había avanzado.

Al respecto, el presidente francés abogó por reuniones continuas para poder tener un plan común en diciembre.

En el contexto económico, Macron insistió en su defensa de gravar con impuestos a las empresas digitales. En cuanto a las relaciones comerciales, Sánchez apostó por el multilateralismo y defendió el dialogo con EEUU pero, al mismo tiempo, la retirada de aranceles que, por ejemplo, salvaguarde la política agraria común.

Macron aseguró que la voluntad es evitar conflictos comerciales, pero Europa no puede renunciar a sus principios. “No podemos pedir a nuestros empresarios que se orienten hacia medidas que favorezcan el medio ambiente y firmar con potencias que no respetan estas obligaciones”, subrayó. Aunque valoró el diálogo entre EEUU, rechazó negociar ya un “amplio acuerdo comercial”. - D.N.