En aspiraciones. Grande

Los japoneses siempre han sido los mejores a la hora de crear automóviles pequeños, y Suzuki siempre ha

DESTACADO ESPECIALMENTE ENTRE LAS MARCAS NIPONAS. | Con el nuevo Ignis demuestra

el porqué de tan merecida fama.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pocos automóviles de tan contenidas dimensiones ofrecen tantas posibilidades de configuración a todos los niveles.

Pocos automóviles de tan contenidas dimensiones ofrecen tantas posibilidades de configuración a todos los niveles. (Foto: Suzuki)

Galería Noticia

Pocos automóviles de tan contenidas dimensiones ofrecen tantas posibilidades de configuración a todos los niveles.

frente a la pléyade de modelos que invade el mercado actualmente encuadrados en la categoría crossover y SUV, los primeros incluso más orientados que los segundos al uso en asfalto a pesar de su apariencia externa de todoterreno modernos, todavía quedan automóviles que responden fiel y satisfactoriamente al concepto de vehículo práctico, polivalente, versátil, robusto, ligero, manejable, divertido, eficiente y atractivo que se espera de un ejemplar que va a desenvolverse convincentemente tanto sobre carretera como cuando ésta desaparezca bajo sus ruedas. Y en Suzuki son de los que saben muy bien cómo lograr atender perfectamente todas estas exigencias, a las que suman en el caso del pequeño Ignis una especial brillantez en ciudad merced a sus contenidas dimensiones.

Sobre la base de una carrocería monocasco de sólo 3,700 metros de largura, 1,690 de anchura, 1,595 de altura, 2,435 de separación entre ejes, una distancia libre al suelo mínima de 18 centímetros y ángulos de ataque y salida de 22 y 38,8 grados, respectivamente, se presenta un superaprovechado habitáculo que da cabida a cuatro personas y a un maletero con una capacidad que oscila entre los 204 litros de la versión con tracción a las cuatro ruedas y los 260 litros de la tracción delantera, llegando a los 490 o 514 litros con los asientos posteriores abatidos.

Por su parte, el resolutivo propulsor de gasolina atmosférico de 1.242 centímetros cúbicos (cc) se presenta en dos modalidades de tracción, delantera y total AllGrip de accionamiento automático, junto a una variante especialmente eficiente merced a su sistema semihíbrido SHVS que cuenta con un generador con función de motor eléctrico sumado a una batería de litio que contribuye a reducir el consumo y las emisiones y aporta una ayuda extra en aceleración, además de recuperar energía en las frenadas. Y para completar las opciones mecánicas entre las que elegir, a la caja de cambios manual de cinco velocidades se añade otra automática merced a su embrague y cambio automatizados.

El rendimiento mecánico es más que convincente para las exigencias de un modelo pequeño. Con 90 CV a 6.000 rpm, 120 Nm a 4.600 vueltas, velocidades máximas entre 165 y 170 km/h, consumos medios homologados que van de 4,3 a 5,0 litros y emisiones medias de CO2 entre 97 y 114 gramos por kilómetro, el Ingnis se mueve con la brillantez que también favorece un peso en orden de marcha que va de 810 a 905 kilogramos. Súmenle a este buen andar un diámetro de giro de sólo 9,4 metros y tendrán una maniobrabilidad en tráfico urbano más propia de scooter que de turismo de cuatro ruedas.

Por dentro el Ingnis sigue convenciendo plenamente. Junto al soberbio aprovechamiento del interior que caracteriza a los Suzuki, detalles como los asientos traseros deslizantes, reclinables y abatibles total o parcialmente, para ajustar el espacio a las necesidades de los pasajeros o del equipaje que se transporte;la pantalla táctil multifunción de siete pulgadas, la cámara de visión trasera, el sistema de navegación, el control de crucero, los asientos delanteros calefactables, mecanismos de seguridad como el control predictivo de frenada (ayuda a evitar colisiones avisando y actuando sobre los frenos), las alertas de cambio de carril y antifatiga, el aviso luminoso de frenada de emergencia o las interesantes posibilidades de personalización hacen de este pequeño Suzuki un coche con grandes aspiraciones.

Por último, los precios oficiales se mueven entre los 13.070 euros del tracción delantera manual en terminación GLE y los 16.320 euros del AllGrip Auto manual en acabado GLX, con el delantera manual GLX en 14.820 euros, el delantera automático GLX en 15.720 euros, el delantera manual semihíbrido SHVS GLX en 15.620 euros y el AllGrip Auto manual GLE en 14.570 euros.

las claves

Suzuki

Ignis

Sobre una carrocería de 3,7 metros y con un motor de gasolina 1.2 de 90 CV, Suzuki ofrece un SUV diferente y verdaderamente brillante

Con tracción delantera y total, cambio manual y automático, propulsor semihíbrido y dos acabados, es todo un utilitario a la carta