Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Collado y ‘Arrojado’ de Azcona

Juan Collado corta las dos orejas de un gran novillo del hierro de Olite lidiado en primer lugar

Manuel Sagüés - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jorge Martínez, dos orejas el día 25 con excelente novillada de Pincha

Jorge Martínez, dos orejas el día 25 con excelente novillada de Pincha

Galería Noticia

Jorge Martínez, dos orejas el día 25 con excelente novillada de PinchaUn expresivo Juan Collado remata por abajo una tanda de muleta a ‘Arrojado’.

SAN ADRIÁN- Tercer festejo con reses de titularidad navarra y tercera reseña con datos positivos. Ayer, tras la excelencias de Pincha y la clase de Santafé Martón, tocó el turno a las Hermanas Azcona. Las de Olite superaron con buena nota su compromiso del Espárrago de Oro y propiciaron el triunfo de los novilleros Juan Collado y Arturo Gilio II. El madrileño Collado cortó las dos orejas de Arrojado, primer eral de la función que desarrolló una brava y enclasada movilidad por ambos pitones. Además, tuvo profundidad en la embestida y mucho fondo, que ahora también llaman duración. El novillo, el único negro del encierro, bien hubiera merecido una justa vuelta al ruedo en el arrastre.

La puesta en escena de Collado y de Arrojado de Azcona tuvo, además, el marco inmejorable de la plaza adrianense. Veintiocho años de Espárrago de Oro acumulan ya solera y sabiduría. Tanta que allí han creado una poción mágica en la que maridan perfectamente torismo y exigencia, con color y generosidad. Si, además, la bravura y el arte se aúnan en el ruedo al son de la excepcional banda de música, en esta ocasión comandada por la maestra Elena Puerta (ánimo a Fermín Luri, convaleciente), la fiesta taurómaca alcanza cotas sublimes.

El buen mozo de Móstoles y de la escuela de Navas del Rey, Collado, no jugó bien los brazos en la salida de Arrojado, pero con la muleta se confió y fue mostrando cada vez mejores maneras, hasta acoplarse bien, encajado y llevando las embestidas templadas y hasta el final, al caudal inagotable de brava movilidad del azcona,que se mentaba con el mismo nombre que el ya mítico indultado en la Maestranza. Tandas a más por ambos pitones, con buenos remates de pecho y por abajo. Bien Collado y sobresaliente Arrojado. Un pinchazo hondo previo a una eficaz estocada no fue obstáculo para que la generosa presidenta concediera la segunda oreja. Respetando su decisión, el premio más equilibrado hubiera sido una oreja para el madrileño y vuelta al ruedo para el eral olitense.

Los otros tres astifinos novillos tuvieron otra capa (todos colorados) y otro comportamiento. Duque, algo más justo de fuerza, aunque yendo a más, exigió bastante para que hubiera acople. El mexicano Gilio II no lo consiguió. Novillo a más, encastado. Oreja tras un pinchazo hondo que el toro se tragó al ser quebrado por un peón. El acapachadito 3º y el 4º, tuvieron movilidad, aunque con menos calidad por sus caras sueltas y, en ocasiones, por falta de rematar más por abajo.