Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Raíz frena la Revoltosa

La masiva presencia de público impidió que los tudelanos disfrutaran del tradicional baile;suspensión histórica, que solo ocurrió en 1977
El grupo valenciano conquistó Tudela y rompió las previsiones

F. Pérez-Nievas/ Leyre Estévez Leyre Estévez - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La plaza de Los Fueros, a rebosar de público durante un momento del concierto que La Raíz ofreció el pasado jueves noche en Tudela.

La plaza de Los Fueros, a rebosar de público durante un momento del concierto que La Raíz ofreció el pasado jueves noche en Tudela. (LEYRE ESTÉVEZ)

Galería Noticia

La plaza de Los Fueros, a rebosar de público durante un momento del concierto que La Raíz ofreció el pasado jueves noche en Tudela.

Tudela- Hacía años que no pasaba, es más, algunos pensaron que era la primera vez en la historia, pero Tudela se quedó el pasado jueves sin celebrar La Revoltosa. Este baile sin fin, casi hipnótico, que se baila-corre en la plaza Nueva a los ritmos de la música que creó Luis Gil Lasheras en 1941, no pudo celebrarse la noche del pasado jueves ante las numerosas personas que esperaban el concierto de La Raíz y que impidieron que la gente corriera alrededor del kiosco. Pese a que la banda en varias ocasiones intentó iniciar la marcha, el tapón que se formó, los nervios, enfrentamientos de la gente e incluso los lloros de los más pequeños que se vieron atrapados en un tapón hicieron que definitivamente desistieran y abandonaran el kiosco. Varios concejales de I-E, con ayuda de municipales, y el propio alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, hicieron un llamamiento para que dejaran paso alrededor del kiosco pero el intento fue en vano. El público que esperaba a La Raíz sobrepasó todas las previsiones.

La polémica en las redes sociales (Twitter y Facebook) corrió como la pólvora y el alcalde asumió sus responsabilidades con un mensaje: “Todas las disculpas del mundo a quienes no habéis podido disfrutar de La Revoltosa. Lo siento. Responsabilidad exclusiva mía, pero La Raíz nos ha sobrepasado y no me extraña. ¡Vaya marcha! La siguiente no nos pasa. Lo siento de verdad”.

Es un hecho sin precedentes que se suspendiera porque el público que esperaba al concierto posterior (en su mayoría de fuera) no lo permitiera, y sin duda algo histórico, pero no es la primera vez que se suspende La Revoltosa. El 28 de julio de 1977 la banda dejó de tocar mientras la lluvia arreciaba y los insultos y amenazas hicieron que al día siguiente tampoco se presentaran sus miembros. Así pues, aquel año tampoco hubo Revoltosa dos noches y solo la mediación del alcalde, José Luis Forcada, persuadió a los músicos para que el 30 se recuperara el genial baile.

EL CONCIERTO

Tras la polémica, una plaza Nueva a rebosar esperaba impaciente la actuación estelar de las fiestas de Tudela. Desde horas antes, jóvenes llegados de todo el país aguardaron para coger el mejor sitio que les permitiese disfrutar de las casi dos horas de espectáculo que les regaló el grupo valenciano en lo que está siendo su gira de despedida Nos volveremos a ver. El motivo del parón indefinido anunciado por la banda que se formó en 2006 en Gandía es que llevan a la espalda “12 años de trabajo sin descanso” y que eso conlleva “manejar un tren que va tan rápido que les ha hecho descuidar algunas cosas que quieren atender antes de que el tren mande sobre ellos”, según declararon a los medios en 2017, cuando anunciaron su separación.

Las camisetas negras se impusieron a las blancas festivas en la plaza de Los Fueros. Con los brazos en alto, entre banderas republicanas y pancartas reivindicativas, fueron recibidos por sus fieles seguidores en los instantes antes de empezar el concierto. El grupo, que combina entre sus temas los géneros de rock, ska, reggae y hip-hop, arrancó con una de sus canciones más conocidas, Entre poetas y presos. Después, tras interpretar el tema La voz del pueblo, se presentaron todos los artistas: los vocalistas Pablo Sánchez, Julio Maloa, Sen-K y Josep Panxo, los guitarristas Edu Soldevila y Juan Zanza, el bajista Adri Faus, el trompeta Carles Gertrudis, con el trombón Xabi Banyuls, el batería Pipe Torres y el dj Jano.

Al ritmo del reggae africano se ganó a su público el mozambiqueño Julio Maloa, con la pieza Dientes de león. Durante el tema Jilgueros, varios asistentes mostraron sus pancartas a modo de protesta por los casos de corrupción, y una de ellas fue recogida por los propios miembros del grupo. Uno de los momentos más emotivos de la noche fue cuando invitaron al público a cantar a coro la canción Suya mi guerra, en recuerdo a la memoria de España. Además, poco antes de acabar su actuación, la banda expresó su apoyo a los presos de Altsasu con una pequeña dedicatoria.

Cabe destacar que los músicos realizaron un llamamiento al espíritu reivindicativo y luchador, “que tiene que perdurar esté La Raíz o no”, según afirmó emocionado uno de los vocalistas. Pasadas las 2.30, el grupo finalizó su actuación con otro tema muy aclamado por el público, A la sombra de la sierra.