Editorial de diario de noticias

Inclusión, igualdad e innovación

El departamento de Educación desglosó ayer los proyectos y recursos invertidos para apostar por una educación pública de calidad, una FP en progresión e impulsar nuevos grados para la UPNA

Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Las medidas adoptadas por el departamento de Educación en estos tres últimos años para avanzar hacia una educación pública de calidad se han basado en tres pilares claves: inclusión, igualdad e innovación. La inversión en educación (el segundo en mayor dotación) en este momento es de 651 millones (70 millones se destinan a atender a los docentes de la red pública) y ha aumentado desde 2015 en 75 millones, un 11,76%. Es el prestigio de la escuela pública navarra a la que optan más del 62% de las familias con una tendencia al alza. La inversión en la modernización digital de la educación pública en todos los niveles, multiplicando por 10 el desembolso en nuevas tecnologías es un ejemplo. Se ha mejorado la Formación Profesional, se han sumado 15 ciclos a la oferta formativa, y se ha apostado por la FP Dual con un incremento del 29% de ciclos ofertados. En este momento la FP, hasta hace poco denostada, alcanza las 4.375 plazas. También la UPNA contará a su vez con nuevos grados y másteres en Ciencias, Biotecnología e Ingeniería Biomédica, y a futuro Psicología y Medicina, dos carreras de las que la oferta pública navarra sigue huérfana. En este curso se ha puesto en marcha en los centros escolares un plan de coeducación SKOALE. Educar en la libertad y la diversidad de opciones, sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades y a luchar contra ellas es uno de los retos del nuevo modelo inclusivo. Como también se ha puesto en marcha el programa Laguntza para hacer frente al acoso escolar. El presupuesto en infraestructuras educativas se ha cuadriplicado y ha crecido el gasto para profesorado de apoyo y orientadores, fisios, cuidadores e intérpretes de signos. Potenciar la oferta educativa universitaria pública en euskera e inglés, y acercar la investigación a la sociedad son otros retos pendientes, además de resolver los problemas generados con la nueva OPE de 325 plazas (76 sin cubrir) que no son exclusivos de Navarra, limitados por normativa nacional de obligado cumplimiento. También el departamento se ha propuesto iniciar un proceso participativo en el que las lenguas de Navarra tengan un tratamiento unificado. La normalización del euskera asimismo ha dado pasos. Se ha consolidado la oferta del modelo D en aquellas zonas sin posibilidad hasta ahora. La demanda del euskera en escuelas infantiles ha ido en aumento en la red pública, y el modelo D en este curso lo han elegido el 30% de los 6.341 niños de nueva matriculación. No obstante queda mucho camino por hacer y la formación del profesorado sigue siendo una de las claves importantes para ponernos en la línea de los países más avanzados de Europa.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »