Un 4,11% más en el servicio diurno.

La línea 4, la más demandada con 7.946.147 viajes en 2017

La MCP cierra balance con 36.991.480 usuarios el año pasado y tres años de crecimiento
Es un 4,11% más en el servicio diurno

Virginia Urieta / Javier Bergasa / Itxaso Mitxitorena - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Villavesas circulando por el cruce de la plaza de la Paz tras la entrada en vigor del Plan de Amabilización.

Villavesas circulando por el cruce de la plaza de la Paz tras la entrada en vigor del Plan de Amabilización. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Villavesas circulando por el cruce de la plaza de la Paz tras la entrada en vigor del Plan de Amabilización.

pamplona- Serán muchos, seguro, los que todavía recuerden tiempos en los que los billetes de villavesa se expedían en papel, con un rollo blanco. Se pagaban en pesetas, sobre un pequeño mostrador negro en el que relucían los duros y las monedas de 25, agrupadas y ordenadas en pequeñas aberturas. Sin ventanilla, la facilidad para charlar con el conductor desde la seguridad de una barandilla hacía que más de uno le acompañara en conversación durante el trayecto, con el rugido del motor de fondo, asientos grises y curvas que se antojaban complicadas a veces.

Nada que ver con una actualidad que brilla por su modernidad, con tarjetas que permiten saber el saldo, una mampara para el chófer o vehículos híbridos que permiten circular con seguridad y en silencio. Comodidad, rapidez, limpieza... Tal vez sean esos -además de los cambios que trae consigo cada época- algunos de los factores que han hecho incrementar la demanda del Transporte Urbano Comarcal en los últimos años, con un repunte desde 2015 que hace que cada vez sean más los usuarios que escogen las villavesas.

Y las cifras son claras, carrado el balance de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona del año pasado: durante 2017 se alcanzaron 36.991.480 viajes, lo que significa un incremento de 1.462.008 respecto al año anterior (un 4,11% más).

Es el tercer año consecutivo de crecimiento tras la tendencia decreciente registrada entre los años 2009 y 2014, una subida que desde la MCP atribuyen también a los cambios en la red del TUC introducidos en septiembre en el centro de la ciudad, cuando se pusieron en marcha los nuevos recorridos coincidiendo con las modificaciones de tráfico correspondientes al denominado Plan para la Amabilización del centro de Pamplona, promovido por el Ayuntamiento. El cambio más relevante supuso el acercamiento al Casco Antiguo de tres de las líneas más importantes: 4, 9 y 12.

Así, en los ocho primeros meses del año el incremento fue del 3,71%, mientras que entre septiembre y diciembre se registró una subida del 4,87%. Porcentualmente, el transporte diurno experimentó un aumento en el número de viajes del 4,11% mientras que el incremento del nocturno fue del 4,61%.

Y es que hace dos años, por ejemplo, se integró la línea 22 (Yanguas y Miranda -Berriosuso) en la línea 16 (Aizoáin - Noáin - Beriáin) a partir de septiembre, un cambio que permitió mejorar la explotación del servicio de esta importante línea del TUC. La más demandada es la línea 4, que recorre Barañáin hasta Huarte y Villava, con 7.946.147 viajes el año pasado (frente a los 7.666.501 de 2016).

Le siguen, tanto en 2017 como en 2016, la 7 (Barañáin-Txantrea-Villava), 18 (Urbanización Zizur Mayor-Sarriguren), 16 (Aizoain-Beriain-Berriosuso) y 12 (Ermitagaña-Mendillorri).

incremento de los abonos Según las cifras que esgrime el balance de la Mancomunidad, la satisfacción global del servicio es de un 7,8. El 60% de las personas usuarias utiliza el TUC todos los días, mientras el 17% lo hace tres o cuatro días a la semana.

Uno de los datos más llamativos, por otra parte, es el incremento de los abonos: el joven pasa de representar sólo el 0,12% en 2016 a llegar el año pasado a un 6,35%;mientras el abono general pasa de un 0,11% a un 7,74% de usuarios que lo utilizan. Algo bastante reseñable teniendo en cuenta que en cuanto a los viajes según tarifa, prácticamente todas disminuyen: la tarjeta de adultos un 9% menos;la de mayores de 65 años y minusválidos un 3%;y la del billete sencillo, un 1%.

Otro de los resultados destacables en el censode viajeros y que se mantiene estable con respecto a ejercicios anteriores es, por ejemplo, el de usuarios según edad y sexo. Las que más demandaron la villavesa tanto el año pasado como en 2016 fueron las mujeres, que representan el 76,8% (un 1% menos en 2016), frente al 23,2% masculino (que pierde un punto respecto al año anterior). Por franjas de edad, se mantiene la de los usuarios de 50 a 64 años (aunque en esta se incrementan los hombres, mientras el crecimiento femenino se da sobre todo en la franja de 16 a 24 años).

Además, las zonas que mayor demanda concentran se reparten entre el centro de Pamplona, Hospitales, Sarriguren y Burlada, las zonas más requeridas con incluso más de 2.000 viajeros al día en Navas de Tolosa y Merindades, y entre 1.000 y 2.000 usuarios en la Taconera, calle Mayor de Burlada, Sarriguren y el complejo hospitalario.

etiquetas: navarra, pamplona, linea 4