Auzolan para la escultura del nogal

Edur ulibarrena, hija de su autor, guiará la restauración de esta obra referente en altsasu

Un reportaje de Nerea Mazkiaran - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Aspecto actual de la escultura del nogal.

Aspecto actual de la escultura del nogal. (Foto: N.M.)

Galería Noticia

Aspecto actual de la escultura del nogal.

la escultura que Joxe Ulibarrena realizó con la madera del viejo nogal que durante siglos presidió la plaza se ha convertido en un lugar de referencia y de valor sentimental en Altsasu desde su instalación en 1994. Por ello, su progresivo deterioro estos últimos años era motivo de preocupación de muchos y muchas altsasuarras. Dado su mal estado de conservación, el Ayuntamiento decidió restaurar esta obra, un trabajo que se llevará a cabo en un auzolan liderado por la restauradora Elur Ulibarrena, hija del escultor y titular de los derechos de autor de esta obra.

Las personas interesadas pueden tomar parte siguiendo sus indicaciones, según señala el alcalde de Altsasu, Javier Ollo. “Será un proceso participativo, siendo ello un elemento clave para garantizar la implicación social en su posterior conservación”. Asimismo, recuerda que en los presupuestos de este año se destinó una partida de 16.000 euros para la restauración.

Se realizará durante los meses de agosto a noviembre, de lunes a viernes de 9.30 a 12.30 horas y/o por la tarde, de 16.00 a 20.00 horas. Las personas interesadas en participar deberán exponer su disponibilidad en una solicitud de participación según un modelo disponible en la página web del Ayuntamiento www.altsasu.nety en las oficinas municipales, que deberán presentar en el registro de entrada en un plazo que finaliza este próximo martes.

“Las personas que resulten admitidas para participar en el proceso actuarán de forma voluntaria y siguiendo las indicaciones de la restauradora. Estarán aseguradas por parte del Ayuntamiento”, destaca el alcalde, que anima a participar en este proceso.

Ya en 2010 preocupaba el estado de la escultura, por lo que Joxe Ulibarrena, entonces con 86 años, visitó Altsasu para verla in situ. Los daños estaban sobre la parte superior norte, donde habían ido desapareciendo dos de sus 28 motivos y proponía cubrir la obra con una especie de txapela de cobre para protegerla de la lluvia, su principal enemigo. Al respecto, destacaba que la madera de nogal es para interiores, por lo que sufre especialmente a la intemperie. Asimismo, consideraba urgente su restauración. Así las cosas, su hija Edur Ulibarrena realizó un proyecto de restauración en 2011, en el cajón hasta ahora, cuando el Ayuntamiento ha propuesto a esta restauradora retomar el proyecto, que ha sido actualizado.

LA ESCULTURA Esta obra de Ulibarrena consta de dos partes. La primera recoge lo que algunos dicen que es la esencia de la identidad alsasuarra: fuertes y arraigadas costumbres, mitología, naturaleza, deporte y música. Se muestran 28 elementos que representan la feminidad, la masculinidad, la agricultura, el ferrocarril, la herrería, las cuevas, el pensador, el cantante, la Barga, el animal polimorfo, tres músicos, un alma en pena, el basajaun, el arrano, la lamiña, la cabra, la dama, la bruja Mainamikirri, el rey García Ximénez, el ciclismo, el sembrador, las cumbres alsasuarras, el pelotari, la siega, la artesanía, el momotxorro, el sol d e noche y la divinidad. La segunda representa los carnavales, una fiesta que con el tiempo se ha convertido en seña de identidad alsasuarra.