Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

750 personas llenaron el frontón en el zikiro-jate

El acto central del último día de fiestas fue, como siempre, todo un éxito, congregando hasta 200 comensales más que el año pasado

Fernando Anbustegi Goñi Juan Mari Ondikol - Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El acto multitudinario por excelencia cerró ayer las fiestas con una afluencia y un ambiente envidiables.

El acto multitudinario por excelencia cerró ayer las fiestas con una afluencia y un ambiente envidiables. (JUAN MARI ONDIKOL)

Galería Noticia

El acto multitudinario por excelencia cerró ayer las fiestas con una afluencia y un ambiente envidiables.

elizondo- El zikiro gusta, y el zikiro-jate se ha convertido una vez más en el acto más multitudinario de las fiestas de Santiago. A pesar de ser el último día de celebración, la gente se había guardado el último cartucho para la ocasión. De año en año, los adeptos al zikiro han ido aumentando. Y para muestra un botón: Txomin Amorena, el patriarca encargado de preparar la comida, comentaba que hace 10 años, más o menos, había 250 comensales. Ese número ha ido aumentando hasta los 750 de ayer, una multitud que ocupó el frontón Iriarte. Gente de todas las edades se juntó alrededor de la mesa para degustar el tradicional asado, preparado con mucho esmero por un equipo experimentadísimo, que nunca falla en su labor: el citado Txomin, Benito Elizagoien y todo su equipo de jóvenes promesas en el arte de preparar el manjar.

Aunque el tiempo para preparar el zikiro no fue el óptimo, como recalcaba Elizagoien (llovió por la mañana), una vez más los y las cocineras lo bordaron. 525 kilos de cordero, 80 kilos de carne para la salda y la piperrada, 50 kilos de pimientos, 20 kilos de cebolla, unos 130 litros de café... Todo buenísimo, decían los que tuvieron la suerte de comer en el frontón. Cabe destacar el esfuerzo y la respuesta de decenas de jóvenes, que desde primera hora de la mañana respondieron al llamamiento del pueblo, para preparar las mesas.