Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una doble de manueles

Noble y buena corrida de Guadalest con salida a hombros, tras repartirse seis orejas, de El Cid y Escribano

Juan del Álamo obtiene otro trofeo en su buena presentación en Tudela

Manuel Sagüés - Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Manuel Jesús Cid cuajó el toreo al natural ante los dos toros de su lote, en especial al cuarto de la tarde, ‘Diminuto’, gran burel de Guadalest.

Manuel Jesús Cid cuajó el toreo al natural ante los dos toros de su lote, en especial al cuarto de la tarde, ‘Diminuto’, gran burel de Guadalest. (Foto: Iñaki Porto)

Galería Noticia

Manuel Jesús Cid cuajó el toreo al natural ante los dos toros de su lote, en especial al cuarto de la tarde, ‘Diminuto’, gran burel de Guadalest.Escribano (a la izquierda) y El Cid son paseados a hombros.

Tudela- La segunda corrida del serial de esta ciudad tuvo un prólogo torcido en los corrales, pero, a la sazón, a la hora de la verdad, todo se enderezó de satisfactoria manera. Guadalest pudo reponer materia hasta completar un encierro bonito de hechuras, sin exageraciones, pero astifino y de distinto y buen juego en conjunto. Y ahí que apareció una terna en condiciones, con categoría y ganas. El garbanzo negro del envío cacereño lidiado en último lugar impidió que el debutante Juan del Álamo hiciera pleno en la salida a hombros de la terna. Así, la escena fue para los sevillanos, de Salteras y Gerena, y los dos de nombre Manuel. Los Manueles con distintos argumentos, pero igual en la subasta de gustos de la parroquia tudelana, pegaron un festín de dobles raciones de toreo. Manuel Jesús topó con un lote que ni pintado para el toreo de calidad, casi de salón. No llegó a mucha altura la faena a Quitasueño, el primero, por la cándida inexpresión del dormido animal. Diminuto, el 4º, además de boyantía y candidez fue poco a poco desarrollando bravura hasta convertirla en un auténtico botín de clase. Ahí Manuel Jesús se sintió;a su habitual empaque añadió tersura y pellizco. A tal punto que un sincero arrebato le provocó tirar los trastos y el abrazarse y besar al bueno de Diminuto (que, por otra parte, su nombre correspondía a su tamaño). Los más talludos del lugar, como unos de Fitero, cantaban la calidad, desmayo y toreo eterno al ralentí de Manuel Jesús. Su doble ración le había caído mejor al estómago que el del otro Manuel y también sevillano, Escribano. En cambio, a los chavales más jóvenes que andaban de churumbelerías buscando mejores acomodos en barreras y contrabarreras, les moló más el doble plato de Manuel Escribano. En realidad eran platos combinados de percales, rehiletes con congoja, franelas de tacto grueso y de contundentes espadas. Dos orejas cortó Manuel al bravo Manzanilla, que hacía segundo y que a la postre fue el más completo de la función. Otro toro de nota. Y al 4º, Marginado, que tuvo buena mecha, pero de chispa más complicada, también lo toreó con solvencia: tercera oreja. Así, tras el caldero de orejas los Manueles, los dos vestidos de preciosos ternos azules, se marcharon en loor de los bien merendados. Y, gracias, no hubo heridos, como el caído el primer día. Va para él, trabajador herido, y también para alguna del gremio esto: “Hay fuegos en la noche que llevan al que camina en solitario a la derrota, mas, siempre, lo más débil del alma rescata el amor sin condición, que te da la mano y abraza”.

los toros

Ganadería. Seis toros de Guadalest. Encierro desigual en presentación y juego. De caras ofensivas por astifinas. Cumplen en un puyazo. Salvo el manso y rajado 6º, todos manejables. En muy boyantes los del lote de El Cid (1º y 4º) y con más motor e importancia los otros tres.

los toreros

El Cid. Estocada corta (oreja). En el 4º, estocada trasera (dos orejas).

Manuel Escribano. Estocada (dos orejas). En el 5º, estocada caída (oreja).

Juan del Álamo. Estocada (oreja). En el 6º, pinchazo y estocada atravesada (silencio tras aviso).

las gradas

Presidencia. Bien a cargo de Luis Arrondo, asesorado por Inocencio Lamana y Rosa López.

Incidencias. Un tercio de plaza en tarde veraniega, pero con viento agradable.