Ineficacias políticas

Plácido Cabrera Ibáñez - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

En muchos lugares de España se acumulan las ineficacias políticas, no es mi deseo señalar la mala o pésima gestión de alguna administración en concreto, y su correspondiente color político. Sin embargo, tengo que decir que me causa desagrado que un partido político sólo vea deficiencias en aquel que está gobernando o no sea capaz de colaborar y ayudar para mejorarlas por el bien de todos los ciudadanos. Porque son las personas las que sufren la incapacidad de los políticos. Son muchas las actuaciones que se alargan en el tiempo de forma a veces poco compresiva, algunas de ellas por luchas o ajustes entre los partidos que asumen las competencias. Pienso que estos retrasos no sólo afectan al tiempo, también al dinero que hay que dedicar, probablemente muy superior al de todos los casos de corrupción que están en marcha y al que no se le presta la atención debida. No podemos aceptar los retrasos de la Administración como algo habitual. Es urgente adecuar el Código Penal para sancionar y cuando sea preciso responsabilizar de estos retrasos y del mayor coste a los partidos que dirigen los proyectos, y en los casos que proceda inhabilitar a sus dirigentes para que no sigan tomándonos el pelo.