Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
reduce la toxicidad en los tejidos sanos

La Clínica Universidad de Navarra en Madrid adquiere un novedoso dispositivo para administrar radioterapia intraoperatoria

EP - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 14:14h

Vista general de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid.

Vista general de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid. (CEDIDA)

Galería Noticia

Vista general de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid.

MADRID. La Clínica Universidad de Navarra en Madrid se ha convertido en el primer hospital privado español que adquiere un acelerador lineal miniaturizado para administrar radioterapia intraoperatoria (LIAC), el modelo más versátil, de menor tamaño y mayor movilidad.

El LIAC permite tratar pacientes más complejos reduciendo a mínimos el nivel de toxicidad en los tejidos sanos adyacentes, "en menos sesiones y de forma más segura". El tiempo de exposición a la radiación no supera los dos minutos, ya que el acelerador "posibilita una dosis muy elevada y homogénea, en una zona muy concreta y en una única sesión", subraya el doctor Felipe Calvo, codirector de Oncología Radioterápica de la Clínica Universidad de Navarra.

De hecho, se estima que una sola sesión de este acelerador equivale a seis de radioterapia convencional. A este nuevo equipo se le suma un acelerador lineal Elekta Versa de última generación para administrar radioterapia externa y equipos de braquiterapia (de carga diferida por control remoto) como principales adquisiciones de tecnología radioterápica de la Clínica en Madrid.

La nueva tecnología se ha ubicado en un edificio especialmente construido para albergar los diversos tratamientos radioterápicos para pacientes con cáncer. En conjunto, una inversión de más de 6 millones de euros para ofrecer radioterapia de "máxima precisión". Un concepto que, según define Calvo, se concreta "en la incorporación de sistemas que permiten administrar dosis curativas en la zona de riesgo, según las características de cada paciente y minimizar la radiación en de los tejidos sanos adyacentes".

Los nuevos equipamientos de la sede de Madrid se añaden así a las dotaciones de radioterapia ya existentes en el centro de Pamplona: dos aceleradores lineales (un Elekta Versa y un Siemens Oncor) para procedimientos de radioterapia externa y diferentes equipos de braquiterapia, para administrar radioterapia interna mediante un equipo de carga diferida por control remoto y semillas radiactivas que pueden implantarse directamente en el tumor de forma temporal o permanente mediante cirugía.