Trashumancia celebrada en Larraga

Pasión por los caballos

Más de 50 jinetes, en su mayoría navarros y riojanos, participan en la trashumancia celebrada en Larraga
La Fiesta de la Vaca Brava atrae a 2.000 espectadores a la localidad

Ainara Izko - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Entrada a Larraga del ganado trashumante, conducido por más de medio centenar de caballistas tanto de Navarra como de La Rioja.

Entrada a Larraga del ganado trashumante, conducido por más de medio centenar de caballistas tanto de Navarra como de La Rioja. (AINARA IZKO)

Galería Noticia

Entrada a Larraga del ganado trashumante, conducido por más de medio centenar de caballistas tanto de Navarra como de La Rioja.

larraga- Por tercer año consecutivo, más de medio centenar de caballistas llegados de todos los puntos de la geografía navarra, así como de La Rioja, se acercaron ayer hasta Larraga para participar, coincidiendo con la décimo octava Fiesta de la Vaca Brava, en una trashumancia que congregó a más de 2.000 espectadores.

En concreto, los jinetes partieron en grupo desde las inmediaciones del campo de fútbol hasta el barranco de Sausañe, donde recogieron a una decena de reses de la ganadería Víctor Navas y las condujeron con gran destreza hasta los corrales de la plaza.

La exhibición, como cabía esperar, resultó todo un éxito, si bien hubo que lamentar algún que otro percance, en su mayoría caídas. Por lo demás, la cita transcurrió en un ambiente inmejorable, tal y como reconocieron los propios caballistas, quienes en el último tramo, cuando apenas quedaban unos metros para finalizar, tuvieron que esmerarse y demostrar su pericia a la hora de reconducir a varias reses que, durante unos segundos, se desviaron del recorrido.

“Todo ha ido muy bien”, explicó en este sentido el jinete local David García. “La mayoría nos conocemos desde hace tiempo y es un día para saludarnos y pasar un buen rato”, añadió a la par que reconoció que cada vez son más las personas que participan en esta exhibición, dada su repercusión en las redes sociales. “En Larraga también está creciendo la afición por los caballos. A la gente le está picando el gusanillo”, desveló.

“La fiesta tiene mucho tirón, ya no solo por la trashumancia, que también, sino por el encierro de novillos, el concurso de recortadores, la suelta de vacas...”, enumeró el concejal de Festejos, Javier Redín. Y es que no hay que olvidar que la Ganadería Macua-Corera, natural de Larraga, es una de las que más presencia tiene en los festejos populares de la Comunidad Foral.

Por otro lado, cabe destacar que la jornada se completó con una degustación de Cordero DO Navarra, cocinado por Ángel Merino al estilo argentino y repartido por la Coral San Miguel;con un concierto de la Banda de Música Alegría Raguesa;con una ronda de la Escuela de Jotas;y con la actuación de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. Además, Igor Cacho, Santiago Díez de Arizaleta y Félix Moreno realizaron una visita guiada por el pueblo, cuyo hilo conductor fue la traída de aguas a Larraga, que celebrará su centenario el próximo 14 de septiembre.

El sábado, asimismo, Cristina Ullate encandiló a los presentes, como novedad, con una exhibición de doma clásica y se inauguró una exposición de fotografías de fiestas, realizadas por Carlos Suescun, cuya venta y donativos se destinarán a la Asociación Española Contra el Cáncer.

También se disputó la séptima Marcha BTT Villa de Larraga, en la que participaron unos 270 corredores y corredoras. En la distancia corta, de 38 kilómetros, el primero en cruzar la línea de meta fue Pablo Catalán (Club Ciclista Marcillés). Lo hizo en una hora y 16 minutos. En la distancia larga, de 50 kilómetros, por su parte, el primero en acabar, con un tiempo de dos horas y 14 minutos, fue Esteban Suescun (Conor Saltoki Berriainz). En la categoría femenina se impusieron Garazi Basurto (Oriako TX Escola), con un tiempo de una hora y 53 minutos, y Aintzane Aguirre (independiente), con 3 horas y nueve minutos, respectivamente.

Por último, señalar que la fiesta, organizada por el Ayuntamiento y el Consorcio de Desarrollo, forma parte de la Red de Actividades Turísticas de la Zona Media, un programa subvencionado por el Departamento de Turismo de Gobierno de Navarra.