Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Bonitas carreras, pero escasa emoción

Los pocos corredores que participaron en el sexto y último encierro de las fiestas de Santa Ana disfrutaron delante de las astas de los morlacos de Toropasión | La carrera, que duró 2 minutos y 18 segundos, dejó dos heridos leves

J.A. Martínez | O. Montero/F. Pérez Nievas/J.A. Martínez - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un corredor se golpea con el poste del vallado en la avenida de Zaragoza.

Un corredor se golpea con el poste del vallado en la avenida de Zaragoza.

Galería Noticia

Un corredor se golpea con el poste del vallado en la avenida de Zaragoza.Los primeros toros toman la curva de entrada al callejón.Dos jóvenes corredores apuran su carrera delante de los dos primeros toros en la calle Camino Caritat.El mismo corredor, en el suelo, tras librarse de ser arrollado por los toros.Un grupo de corredores, delante de la manada en la calle Almajares.La manada enfila el último tramo del recorrido donde se reúne el mayor número de corredores y público.Los mozos aprovecharon ayer para coger asta.Dos mozos doblan la curva del callejón delante de los dos últimos toros.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

otras atenciones

En las vaquillas. Protección Civil atendió a dos personas en la suelta de vaquillas. El zaragozano, J.M.N. O., de 54 años, sufrió una erosión en su rodilla derecha, mientras que L.L.G. de 10 años, fue atendido por una erosión en rodilla izquierda tras caerse en las gradas.

Agresión. La Policía Municipal atendió el pasado 29 de julio la denuncia de una joven de 18 años en una peña de la calle Rúa que manifestó que había sido agredida por otro joven (19 años), al que conocía, cuando quiso impedir su entrada a la peña por no ser socio. La joven, que presentaba lesiones leves en varias partes del cuerpo , acudió a un centro sanitario para que le atendieran e hiciesen el parte de lesiones. La víctima presentó, poco después, una denuncia en dependencias de la Policía Nacional.

Incautan una navaja. Agentes de la Policía Municipal incautaron el pasado domingo a una persona una navaja en el recinto de las ferias tras recibir el aviso de que su portador “mostraba un comportamiento extraño”.

tudela- Los encierros de las fiestas de Tudela se han saldado con un único herido por asta de toro. La sexta y última carrera de las celebraciones en honor a Santa Ana, que tuvo lugar ayer, duró 2 minutos y 18 segundos y no tuvo mucha historia. Fueron pocos los corredores que se dieron cita en el recorrido para poner punto y final a los encierros de 2018 y tampoco el público respondió en demasía para ver las evoluciones de los toros de la ganadería Toropasión de Alfaro, que protagonizaron una carrera rápida, limpia y sin emoción.

Los toros salieron puntuales de los corrales de la calle Frauca y encontraron vía libre hasta llegar a la curva de la Cuesta de la Estación. A partir de ese punto entraron en acción los contados valientes que saltaron al recorrido, ya que tuvieron la oportunidad de disfrutar delante del toro en la recta de la calle Camino Caritat. La nobleza de los dos astados que abrían la manada permitió a los mozos situarse a escasos centímetros de sus astas y prolongar las carreras más de lo que suele ser habitual.

El único momento de peligro se produjo al entrar en la avenida de Zaragoza cuando un corredor, que avanzaba por la parte derecha, se despistó y se golpeó con el poste del vallado yéndose al suelo. El mozo quedó a merced de la manada que, afortunadamente, no se fijó en él y prosiguió su camino en dirección a la plaza de toros. En el último tramo del recorrido se vieron las mejores carreras, puesto que los cabestros se colocaron detrás de los dos primeros astados de Toropasión y dejaron un pequeño hueco con los cuatro toros restantes lo que invitó a los más valientes a entrar a coger asta.

El sexto encierro dejó dos heridos leves en el último tramo que fueron atendidos en el puesto que Cruz Roja tiene instalado en la curva de entrada al callejón de la Chata de Griseras. El castejonero de 28 años S.P.L. sufrió una herida en la ceja y necesitó ser trasladado al centro de salud Santa Ana, donde le aplicaron varios puntos, y el tudelano de 20 años D.D.L. fue atendido por una erosión en las manos. Los voluntarios de Cruz Roja atendieron también en esta zona a un vecino de Tudela de 65 años, C.F.J., por la erosión en el codo derecho producida al caerse del vallado mientras estaba presenciando el encierro.