Mesa de Redacción

Planes de verano

Por Alicia Ezker - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

el verano nos moviliza y el calor nos paraliza. Bonita contradicción en una estación que nos sirve lo mismo como tiempo de viajes, idas y vueltas y nuevas experiencias, que como necesario reposo para frenar el ritmo al que nos va la vida, o al que nos empeñamos en que vaya. Días de calor en los que dejarse llevar por el bochorno, en los que caminar despacio y disfrutar de todo aquello que en otros momentos no somos capaces de apreciar. La vida no va deprisa, somos nosotros y nosotras los que nos empeñamos en correr delante de ella o con ella. La vida, eso que John Lennon decía que es lo que pasa mientras estás haciendo otros planes, está llena de momentos irrepetibles, todos lo son, y muchos de ellos los tenemos al alcance de la mano aunque no llegamos a tocarlos, se nos van de los dedos, como el agua que no deja de correr. Momentos tan pequeños como intensos que cuando los sientes son tan placenteros como el agua de lluvia en noches cálidas como las de esta semana. El verano es tiempo de vivir pequeñas cosas, porque las grandes ya vienen solas todo el año sin que nadie las programe, tiempo de sumar lugares, sensaciones, personas, risas, conversaciones, atardeceres, paseos, retos, libros, música, mares, montes... muchas pequeñas cosas que hacen que la vida sea justo lo que hemos planeado.