Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La eficacia de la vacuna mitiga los efectos de una de las gripes más duras de los últimos años

Se registraron 19.276 casos y Salud asegura que con la campaña se evitaron 230 muertes (hubo 42 fallecimientos) y 300 ingresos hospitalarios (se dieron 807)

Txus. Iribarren Patxi Cascante - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Imagen de una reciente campaña de vacunación en un centro de Salud de Pamplona.

Imagen de una reciente campaña de vacunación en un centro de Salud de Pamplona.

Galería Noticia

Imagen de una reciente campaña de vacunación en un centro de Salud de Pamplona.

Pamplona- La campaña de vacunación contra la gripe estacional realizada el año pasado en Navarra -con una eficacia del 57% para prevenir muertes- evitó en torno a 230 fallecimientos, 300 ingresos hospitalarios por esta enfermedad y unas 2.000 consultas de Atención Primaria, según un estudio realizado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN). La epidemia de este invierno, con 19.276, ha sido especialmente dura no tanto por su virulencia sino por su mayor duración, lo que ha provocado unas estadísticas en todos los apartados (muertes, ingresos, casos...) superiores al curso anterior e incluso al ciclo de los últimos 5 años. Por eso Salud Pública se muestra especialmente satisfecha tanto de la respuesta ciudadana como de la eficacia médica de la campaña de vacunación.

El ISPLN detalla en su informe que la temporada gripal 2017-2018 se ha caracterizado en Navarra por la circulación predominante de gripe B, con cocirculación de gripe A(H3N2) que pasó a ser predominante en las últimas semanas. La onda gripal alcanzó tasas de incidencia moderadas, pero tuvo una duración más prolongada en el tiempo. Se notificaron 19.276 casos de síndrome gripal (31 por 1.000 habitantes), lo que supera el rango de las cinco temporadas anteriores (20-28 casos por 1.000). El umbral epidémico se superó durante 13 semanas, entre la segunda quincena de diciembre de 2017 y mediados de marzo de 2018. El pico se alcanzó en la tercera semana de enero, con 454 casos por 100.000 habitantes. Aunque las mayores tasas de incidencia se registraron en niños, destacan también las tasas en personas mayores de 65 años y, especialmente, en mayores de 80 años, debido en buena medida a “la mayor supervivencia de personas con patologías crónicas, que logran vivir más años con un buen tratamiento de su enfermedad, pero son más frágiles ante procesos como la gripe”. Se registraron 807 ingresos hospitalarios con confirmación de gripe mediante frotis (en 2017 hubo 526), 39 ingresos en UCI (frente a 25) y 42 fallecimientos vinculados a esta enfermedad (cuando la temporada anterior hubo 35), en su mayoría de personas con respuesta inmune algo disminuida por su edad o por patologías crónicas de base. Sin embargo, las tasas de gravedad y letalidad registradas la última temporada han sido inferiores a las de la temporada anterior por la vacuna.

Grupos de riesgo

Los más vulnerables por su situación personal. En el grupo de personas que tienen un alto riesgo de padecer complicaciones se encuentran los mayores de 60 años, las mujeres en cualquier momento del embarazo, las personas adultas y menores inmunodeprimidos o con enfermedades crónicas y quienes conviven en residencias, instituciones o en centros que prestan asistencia a enfermos crónicos de cualquier edad. También se incluyen en este grupo los niños y adolescentes de 6 meses a 18 años que estén en tratamiento prolongado con aspirina.

Profesionales que deben prevenir para evitar contagios. Personal médico, de enfermería, personas que trabajan en centros geriátricos, personal docente de cualquier nivel educativo, personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias, servicios de protección civil, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, personal del Cuerpo de Bomberos y de instituciones penitenciarias o centros de internamiento.