EN LA CIUDADELA HASTA EL 16 DE SEPTIEMBRE

"Murmurations", muestra la danza de las bandadas de estorninos

En la exposición, tres autores tratan de "poner orden en el caos" que ejemplifican las bandadas

EFE - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 14:04h

Presentación de Murmurations, exposición de esculturas de Javier Oyarzun, fotografías de José Luis Larrión y pinturas de Benito Goñi.

Presentación de Murmurations, exposición de esculturas de Javier Oyarzun, fotografías de José Luis Larrión y pinturas de Benito Goñi. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Presentación de Murmurations, exposición de esculturas de Javier Oyarzun, fotografías de José Luis Larrión y pinturas de Benito Goñi.

PAMPLONA.- El Polvorín de la Ciudadela acogerá desde hoy la exposición "Murmurations", una muestra que reflexiona sobre la danza de las bandadas de estorninos a través de la escultura, la fotografía y la pintura, que podrá visitarse hasta el 16 de septiembre.

La exposición supone un encuentro inédito entre tres artistas con trayectorias y lenguajes tan diversos como el escultor Javier Oryarzun, el fotógrafo José Luis Larrión y el pintor Benito Goñi.

"La denominación inglesa de la exposición, "Murmurations", alude a ese vuelo sincronizado de dichas aves", ha aclarado la directora del área de Cultura y Educación, Maitena Muruzábal.

En ella, los tres autores tienen como fin tratar de "poner orden en el caos" que ejemplifican las bandadas de estorninos.

Además, la música ambiental que acompaña la exposición "Murmurations" está compuesta por el hijo del fotógrafo, "una pieza musical que nos remite al vuelo de los estorninos creando bailes en el cielo", ha destacado Muruzábal.

Se trata de un proyecto común de tres especialidades plásticas en la que se tuvo como planteamiento inicial la escultura de Oryarzun, y de la que surgió la propuesta de hacer pintura y fotografía, "un diálogo que no suele ser muy habitual", ha contado el fotógrafo.

La escultura que sugirió la exposición se sitúa en el centro de la sala del Polvorín, y con ella su creador, Javier Oryarzun, reflexiona sobre el caos y "como el pensamiento humano trasladado al vuelo de los estorninos sería algo caótico", ha explicado el autor.

Las fotografías de Larrión fueron capturadas en la Laguna de Pitillas, donde se concentra un gran número de estas y en la que pudo captar el movimiento de su vuelo con "cierta estética", ha afirmado el fotógrafo.

Por su parte, el pintor Benito Goñi ha explicado la cita que cierra el catálogo: "Nos vamos volando, con la música a otra parte. Cubriendo el cielo azul en negro oscuro", haciendo referencia a la gran bandada que crean los estorninos oscureciendo el espacio a su paso.

En "Murmurations", los tres artistas han logrado poner orden en ese caos en el que sus diferentes sensibilidades y gustos estéticos han logrado coexistir sin llegar a colisionar.

En el Polvorín, "a modo de gran jaula se muestra el resultado de esos vuelos, conscientes de que, como se ha llegado a asegurar, el caos siempre derrota al orden... porque está mejor organizado".