Caos y orden, el vuelo del arte Murmurations

El escultor Javier Oyarzun, el fotógrafo José Luis Larrión y el pintor Benito Goñi han dado forma a una muestra que centra su mirada en las bandadas de estorninos. La exposición se puede ver en el Polvorín de la Ciudadela hasta el 16 de septiembre

Un reportaje de Fernando F. Garayoa Fotografía Iñaki Porto - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Javier Oyarzun, Benito Goñi y José Luis Larrión, ayer en el Polvorín.

Javier Oyarzun, Benito Goñi y José Luis Larrión, ayer en el Polvorín.

Galería Noticia

Javier Oyarzun, Benito Goñi y José Luis Larrión, ayer en el Polvorín.

El Polvorín de la Ciudadela ha transmutado, hasta el 16 de septiembre, en un particular cielo plagado de estorninos. El escultor Javier Oyarzun, el fotógrafo José Luis Larrión y el pintor Benito Goñi han plasmado su particular visión artística del orden y el caos que conforman las bandadas de estos pequeños pájaros para crear la exposición Murmurations, título que deviene de la expresión inglesa que hace referencia al vuelo sincronizado de los estorninos.

Todos los detalles de la muestra fueron relatados ayer por los tres artistas, que estuvieron acompañados por la directora del área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Pamplona, Maitena Muruzábal.

“De una manera similar a lo que podría ser la conversión de tres especialidades plásticas en un proyecto común, la pintura, la escultura y la fotografía se dan la mano para poner orden en ese caos personal de cada uno de sus autores, cuyas diferentes sensibilidades y gustos estéticos han logrado coexistir sin llegar a colisionar”, apuntan los creadores en la nota introductoria a la muestra. Una coexistencia artística que, además, se completa con una música creada ex profeso por Asier Larrión para la muestra y que recrea, como no podía ser de otra forma, el sonido que emiten los estorninos durante su vuelo.

La muestra se complementa con una música compuesta ‘ex profeso’ por Asier Larrión, que recuerda el particular ‘canto’ de los estorninos

Pintura, escultura y fotografía se dan la mano en un proyecto que tiene visos de continuidad en otros lugare

Según explicó ayer Javier Oyarzun, escultor del que nace la idea de esta exposición, “partiendo de la idea de lo chulo que queda el vuelo de las bandadas de los estorninos, a mí se me ocurrió decir: si pensaran los estorninos como humanos, a la orden que da un estornino de ir hacia un lado, ¿el resto respondería yendo hacia el mismo sitio? Pues no. Esto sería el caos. De esta forma, yo me encargué de hacer el caos, mientras que Larrión hizo el orden dentro de ese caos”. Con sus esculturas, Oyarzun remarcó que ha querido reflejar “ese planteamiento de los hombres a la hora de acatar una orden de cualquier estornino...”. Así, a las creaciones de Oyarzun, se han sumado los dibujos de Goñi y las fotografías de Larrión, quien, precisamente, ayer apuntaba que, “para mí, lo más importante de esta muestra es la combinación de pintura, escultura y fotografía, algo que habitualmente no se suele ver salvo en exposiciones colectivas. En este caso, al hilo de esa especie de baile escultórico de estorninos creado por Javier Oyarzun, él nos propuso desarrollar ese mismo tema en fotografía y pintura. De esta manera, se ha generado un diálogo entre diferentes disciplinas que me parece lo más destacable, o al menos una experiencia interesante”.

Por su parte, el pintor Benito Goñi quiso resaltar, respecto a su participación en la muestra, que “me siento muy importante, no por lo que yo he hecho, sino por haber presentado mi trabajo junto a dos artistas a los que tengo como muy reconocidos pero que la gente todavía no los reconoce. Larrión, por su trabajo diario de prensa pero también por su faceta artística, que no ha aflorado. Y Javier porque además de sus esculturas, de muchísimo interés, pinta extraordinariamente;es un creador”.

Los tres artistas han optado por el título Murmurations,en inglés, “no por sumarnos a ninguna moda, sino porque ni en castellano ni en euskera hay una palabra que defina este baile de los estorninos”. Para captar la esencia y la forma de esa particular danza celestial, Oyarzun y Larrión viajaron hasta la laguna de Pitillas, donde la cámara de Larrión ejerció un papel importante para crear una base a la que luego dieron su forma particular cada uno de los tres.

horario y catálogo La muestra puede visitarse hasta el 16 de septiembre, de martes a viernes de 18.30 a 21.00 horas;los sábados, de 12.00 a 14.00 y de 18.30 a 21.00 horas, y los domingos y festivos, de 12.00 a 14.00 horas.

El texto del catálogo recoge cómo el vuelo de miles de estorninos podría ser objeto de estudios matemáticos y cómo los copos de nieve, las nubes y las volutas de humo de un cigarro son ejemplos del caos del sistema. Un catálogo que se cierra con un frase definitoria escrita por Benito Goñi: “Nos vamos volando, con la música a otra parte. Cubriendo el cielo azul en negro oscuro”. A este respecto, Goñi explicó que un catálogo tan “metódico y serio tenía que terminar con algo más distendido indicando que es posible que vayamos a otra parte con otros proyectos... pero también vamos a un cielo oscuro porque cuando llegan los estorninos se oscurece el espacio por el que pasan”.