Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
choques sobre la autodeterminación

El Govern y Madrid escenifican la nueva etapa de diálogo sin acercar posiciones

La Comisión Bilateral se reanudó tras siete años de parón con posturas distantes
Los dos Gobiernos siguen chocando sobre la autodeterminación y la situación de los presos soberanistas

Igor Santamaría - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Batet con Elsa Artadi, Ernest Maragall y Pere Aragonès.

Batet con Elsa Artadi, Ernest Maragall y Pere Aragonès. (EFE)

Galería Noticia

Batet con Elsa Artadi, Ernest Maragall y Pere Aragonès.

pamplona- La Generalitat de Catalunya y el Gobierno español recuperaron ayer el diálogo institucional y reactivaron la Comisión Bilateral entre ambos ejecutivos tras siete años de sillas vacías en este foro. Esta fue la principal conclusión del encuentro que, por otra parte, volvió a evidenciar las diferencias existentes en cuestiones troncales como la autodeterminación y los presos soberanistas. Con todo, ambas partes también trazaron un horizonte de colaboración en cuestiones más cotidianas relativas a la gestión, la fiscalidad y la recuperación de algunas competencias pendientes de transferir. De hecho, acordaron trazar un calendario y grupos de trabajo para abordar estas cuestiones.

La reunión de la Comisión Bilateral estuvo copresidida por el conseller de Acció Exterior, Relacions Institucionals i Transparència, Ernest Maragall, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. Por parte del Govern asistieron también la propia Artadi y el vicepresident Pere Aragonès, entre otros, mientras que la representación del Ejecutivo de Sánchez contó, además, con cuatro secretarios de Estado y la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.

Ambas partes reconocieron que la reunión se desarrolló en un clima de respeto. En la comparecencia ante los medios posterior al encuentro Batet indicó que la reunión tuvo un tono “cordial y franco porque cada parte ha expuesto con normalidad sus posiciones”. Sin embargo, reconoció que hubo “discrepancias importantes”, sobre todo en la cuestiones relativas al proceso soberanista. Pero “hablar de las grandes discrepancias es importante, me parece importante que se produzcan en este dialogo en lugar de que se hagan mandando mensajes a través de titulares”, añadió la ministra. Poco después Maragall ratificó esas divergencias al señalar que “uno se pregunta dónde está la novedad si no se puede hablar de derechos y libertades.

Se refería el conseller de Acció Exterior a la cuestión de la autodeterminación y la de los presos del procés. Sobre estos, Batet se puso de perfil ya que “todo aquello que se encuentra en vías judiciales está fuera de nuestro alcance, como por ejemplo los presos”. Maragall, por su parte, reprochó al Gobierno español que “se ha refugiado en la independencia de la Justicia a la hora de hablar” de esta cuestión.

Sobre un referéndum de independencia, Batet apenas dio margen a la representación del Govern y afirmó rotunda que “no existe el derecho de autodeterminación” y remató el argumentario afirmando que la “la reunión demuestra que el marco constitucional puede resolver los problemas de Catalunya”. Frente a ello, Maragall señaló que “ha dado la sensación que el Estado quería reducir nuestro margen de movimiento a cero”

El orden del día, extenso, constó de trece puntos -referéndum y presos incluidos-, entre los que destacaron la conflictividad competencial, los traspasos no formalizados, los compromisos económicos pendientes, las inversiones en infraestructuras y transporte derivadas de la disposición adicional tercera del Estatut, o la participación de la Generalitat en los órganos multilaterales de coordinación.

Fue la primera reunión de este órgano -creado a partir del Estatut aprobado en 2006- desde la celebrada en julio de 2011, aún en la etapa de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y con Manuel Chaves y Josep Antoni Duran i Lleida presidiendo el encuentro.

“La distancia es grande, lo cual no quiere decir que nos tengamos que rendir y no explorar todos los caminos, y es evidente que después del diálogo se tiene que pasar a la negociación y a contemplar posibles soluciones, porque entendemos que si hay voluntad de gobernar España no es para enquistar este problema”, resumió Artadi. “Y ahora quien tiene que dar pasos adelante es el Ejecutivo español”, recalcó. En este horizonte, Artadi señaló que el Gabinete de Torra ya trabaja en el Presupuesto de 2019 y que los comunesson un socio potencial para aprobarlos. “Tras el verano se tiene que trabajar sobre los posibles socios y uno son los comunes”, zanjó.

peaje por la moción de censuraDesde Ciudadanos y PP arreciaron las críticas contras esta cumbre y lo presentan como el peaje que tiene que pagar Sánchez a los catalanes por su apoyo a la moción de censura que le permitió desalojar a Mariano Rajoy de Moncloa. Su secretario general, José Manuel Villegas, había instando previamente a Sánchez a suspender la reunión y a convocar elecciones. “Estos encuentros dan alas a los separatistas y mejor que convoque elecciones para poner fin a una situación insostenible, la de un Ejecutivo débil y en manos de los independentistas”.

Por su parte, el PP, por boca de la portavoz parlamentaria, Dolors Montserrat, cargó contra esta cumbre porque la activación de este foro es un “éxito” para el independendismo y evidencia que Sánchez está “arrodillado” ante el soberanismo. “Vemos una Comisión Bilateral donde el separatismo se alimenta de la debilidad de Sánchez, que solo pretende ganar tiempo porque está hipotecado con el independentismo”, recalcó.