servicio de estacionamiento limitado

El comercio hace un balance “positivo pero insuficiente” de la nueva zona roja

Los cambios pretenden favorecer la rotación de estacionamiento para los que acuden a comprar al centro

Sofía Sánchez | Patxi Cascante - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mediante una nota se informa a los vecinos de los nuevos horarios en las zonas rojas.

Mediante una nota se informa a los vecinos de los nuevos horarios en las zonas rojas. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Mediante una nota se informa a los vecinos de los nuevos horarios en las zonas rojas.

pamplona- Una vez cumplidas las dos semanas de gratuidad que el Ayuntamiento viene aplicando en el servicio de estacionamiento limitado después de las fiestas de San Fermín, la zona azul volvió el pasado martes a entrar en funcionamiento, aplicando la normativa habitual, y obligando a pagar a los que no residen en la zona donde se aplica. Este año, además, cuenta con la novedad de 110 plazas rojas y más de un centenar de plazas verdes para residentes en el parque del Runa y en el entorno de la Taconera. Las reacciones por parte de vecinos y comerciantes no han tardado en llegar.

Amaya Villanueva, gerente de Ensanche Área Comercial de Pamplona, aseguró ayer que están “contentos”, porque “llevamos años luchando para conseguir estos cambios pero, por otro lado, algo decepcionados ya que consideramos que el número de plazas establecidas no son suficientes”, explicó. Sin embargo, “aún tenemos propuestas lanzadas que están en proceso de negociación”, avanzó.

Además, cree que “falta información en cuanto a los pagos y colores de las zonas, y hay que proporcionar información útil tanto a residentes como a visitantes, ya que muchas veces se confunden horarios, colores, y aparecen multas no esperadas”. Desde al área comercial aseguran que ya han recibido “gran cantidad de llamadas acerca de este asunto”, en forma de reclamación. En general, el balance es “positivo”, ya que la mayoría de residentes y comerciantes “agradecen estos cambios”.

los residentesSin embargo, también hay quienes no aceptan estos cambios, como Hugo Sanz, residente del Casco Viejo, que valoró que “antes de todo esto ya tenía problemas para aparcar, ya que el Casco Viejo se llena de gente que quiere estacionar, sobre todo para hacer sus compras, y hay días en los que residentes como yo podemos estar al menos una hora intentando aparcar cerca de casa. Es una buena idea que las plazas sean verdes fuera del horario establecido, pero eso solo es positivo para aquellos a los que les venga bien aparcar en ese espacio de tiempo, cosa que para mí no es así”, denunció.

Sanz quiso también dejar claro que “el precio de los parkings del Casco Viejo es muy caro, y muchas veces tener una plaza alquilada es la única opción viable para los que vivimos aquí. Sin embargo, hace ya un año que dejé mi plaza por el precio, y por eso aparco en la calle”, añadió.

Estas 110 plazas rojas están ubicadas en las calles Navas de Tolosa, Estella, Amaya, Arrieta y Paulino Caballero. Los nuevos estacionamientos tienen un horario diferente a las zonas azules y naranjas, ya que su objetivo es favorecer la rotación durante el horario comercial y así controlar la afluencia de tráfico en las vías del centro.

Con este fin, son muchos los comerciantes que agradecen estas medidas, ya que “desde hace tiempo notamos que hay problemas para aparcar en el centro porque las plazas son limitadas, y eso se ha visto reflejado en la afluencia en los comercios: la gente prefiere coger el coche e ir a centros comerciales como La Morea o Itaroa”, aseveró, por su parte, Ana Sánchez, dueña de la tienda de ropa Ana y yo. Además, “el que tenga un límite de dos horas como máximo hace que todo se agilice”.