SE DISPUTA DEL 9 AL 19 DE AGOSTO

Ander Izquierdo: a un paso del Europeo

BALONMANO | El central del filial de Anaitasuna se prepara para la cita de Croacia con la selección juvenil

Beatriz Equísoain Iraizoz - Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ander Izquierdo, el miércoles tras un entrenamiento.

Ander Izquierdo, el miércoles tras un entrenamiento. (CEDIDA)

Galería Noticia

Ander Izquierdo, el miércoles tras un entrenamiento.

PAMPLONA.- Ander Izquierdo, jugador del filial del Helvetia Anaitasuna, ultima con los Hispanos Juveniles la preparación del Campeonato de Europa de Croacia, que se disputa del 9 al 19 de agosto. Desde ayer se encuentra en Portugal, donde este fin de semana juega el torneo Scandibérico ante la anfitriona y las selecciones de Suecia y Noruega. Una prueba de fuego de cara a la cita continental, que el central de Villava-Atarrabia afronta “con mucha ilusión”, y que no tiene ninguna intención de perderse a pesar de su rotura de nariz.

Y es que la concentración con el combinado que dirige Alberto Suárez está siendo intensa para el central navarro y ya no sólo por las dobles sesiones y por todo el trabajo preparatorio. El balonmano es exigente, es fuerza y potencia, y mucho contacto también, como pudo comprobar en el segundo de los amistosos que España disputó ante Rumanía hace unos días. El codazo de un rival, en una acción defensiva, acabó con una aparatosa lesión nasal. “Yo estaba defendiendo, un jugador rumano se dio la vuelta y me pegó con el codo en la nariz, espero que sin querer, y me la rompió. No parece que esté desviada, así que no me la tendrán que recolocar ni nada. En principio se curará sola”, explica Ander Izquierdo, quien al principio temió lo peor: no poder disputar el Europeo. “Cuando me pasó me vine un poco abajo, porque me vi fuera. El médico me advirtió de que podía ser un mes de recuperación. Pero luego me llevé una alegría muy grande al oír al otorrino que podría jugar. Si me quieren romper la nariz otra vez que lo hagan, pero ya que voy a Croacia es para jugar y hacerlo bien. Al menos, intentarlo”, añade.

El navarro es uno de los 16 jugadores que Alberto Suárez se llevará el 8 de agosto a Croacia. España debutará el día 9 ante Hungría, uno de sus rivales de grupo junto a Rusia y Alemania. El nivel de las selecciones en esta categoría es también enorme, el trabajo y el mimo que se imprime desde la base es concienzudo, por lo que no será nada fácil competir en un Europeo y luchar por ganarlo, el objetivo principal de los Hispanos. “Queremos ser campeones de Europa, pero tenemos que superar a equipos muy buenos, con bastante poderío físico y que juegan muy bien. Primero habrá que superar la fase de grupos y, si lo hacemos, luego vendrán selecciones también muy fuertes. Pero si queremos ganar el oro habrá que ir a por todas contra el que se ponga delante”, subraya el central navarro.

A sus 18 años, cumplidos en mayo, Ander Izquierdo disputará su primer gran campeonato en esta categoría. El jugador del Helvetia Anaitasuna ya ha vestido los colores de la selección con anterioridad, con los Hispanos Promesas, y ahora vuelve a enfundarse la elástica para cumplir un sueño. “Estoy muy ilusionado y contento. Me gustó verme en la lista y, cuando empezamos a entrenar, lo hice con muchas ganas. Mi objetivo será ayudar al equipo en todo lo posible y aprovechar los minutos que tenga. Si lo hago desde el centro de la pista, genial, y si es desde fuera, también”, asegura.

La disputa de este Europeo de Croacia será para Ander Izquierdo un paso importante en su trayectoria dentro del balonmano. Un deporte que empezó a practicar con sólo 7 años, motivado por su padre, “quien me metió a la fuerza porque al principio yo no quería”, recuerda. Durante un tiempo compaginó su práctica con la del fútbol, hasta que finalmente se decantó por el 40x20, “que me gustaba más”. Ahora, recién terminado 2º de Bachiller y a punto de empezar la carrera de INEF en Vitoria, el central navarro tiene el objetivo claro de alzarse con el oro continental. Sin olvidar uno de los horizontes más importantes para él a nivel personal, y es poder dar el salto algún día al primer equipo de Anaitasuna, el club donde ha jugado toda su vida. “Ahora mismo lo veo complicado, pero con el tiempo ya se verá”, afirma esperanzador Ander Izquierdo.