La entidad se suma a la alerta de gravedad

El Banco de Inglaterra avisa del alto riesgo de un ‘brexit’ sin acuerdo

La entidad se suma a la lista de personas y organismos que alerta de la gravedad de desacuerdo

Efe/E.P. - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

May responde a una pregunta durante una sesión con los empleados de la firma de ingeniería Reece.

May responde a una pregunta durante una sesión con los empleados de la firma de ingeniería Reece. (EFE)

Galería Noticia

May responde a una pregunta durante una sesión con los empleados de la firma de ingeniería Reece.

Londres- El gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, dijo el pasado viernes que la posibilidad de que no haya acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) sobre el brexit es “incómodamente alto” y “altamente no deseable”, aunque esta posibilidad es “relativamente improbable, pero es una posibilidad”.

Londres y Bruselas continúan las negociaciones sobre una futura relación comercial una vez que el Reino Unido abandone el bloque europeo en marzo de 2019, pero afrontan dificultades, especialmente por el problema fronterizo entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, pues el objetivo es que siga siendo invisible.

Pese a todo, subrayó que el sistema financiero británico es fuerte. “Nos hemos asegurado de que los bancos tengan capital, la liquidez que necesitan y tenemos planes de contingencia”, agregó.

Asimismo, en caso de que no haya acuerdo, puede haber una alteración en el comercio y la actividad económica. “Nuestro trabajo en el Banco de Inglaterra es asegurar que estas cosas no pasen. Es improbable, pero es una posibilidad. No queremos que la gente se preocupe de que no pueda sacar dinero”, resaltó.

Baja la libra, suben los tiposLa libra esterlina bajó ayer en los mercados tras los comentarios del gobernador al caer un 0,12% frente al euro y situarse en 1,122 euros y un 0,21% frente al dólar hasta 1,298 dólares.

El gobernador señaló que es “de interés” de la Unión Europea y del Reino Unido que haya un periodo de transición, que se iniciará el 29 de marzo de 2019 y durará hasta diciembre de 2020.

Se trata de la segunda subida del precio monetario durante su mandato desde 2013, después de la realizada el pasado noviembre. En su última reunión de junio, seis miembros del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra votaron a favor de mantener los tipos y tres optaron por una subida.

No obstante, Carney aclaró que la institución no se apresurará en acometer nuevas subidas de tipos, asegurando que “las políticas necesitan caminar, no correr, hasta detenerse”, subrayando que cualquier subida futura será “limitada y gradual”.