Problemas de limpieza en Nuevo Artica

Victor Gil Navarro - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Desde hace tres años estamos teniendo serios problemas con la limpieza de las calles de Nuevo Artica.

Según el presidente del concejo, Ángel Obanos, la culpa es del Ayuntamiento de Berrioplano, que no le dota de fondos ni maquinaria.

Según el Ayuntamiento de Berrioplano es culpa del concejo, que, según ellos: “Es el único concejo que se ha negado a firmar convenio de traspaso de competencias con el Ayuntamiento en materia de limpieza. El concejo no ha hecho la cesión de competencias”.

La limpieza de nuestro barrio la realizan personas de Bidean, con una clara discapacidad, que se deja patente en el momento en el que se pasan la mitad del tiempo sentados hablando o mirando al aire, cualquier cosa menos barrer. En muchos casos, y sobre todo en el pasado, no tienen la protección adecuada. En cualquier caso, la limpieza es casi nula. Además, nunca se ha pasado una maquina de limpieza con agua, como vemos que se hace dos manzanas más al oeste, ya que el Ayuntamiento de Pamplona limpia mejor la zona que pertenece a Buztintxuri.

Paralelo a esto, contábamos con una maquina barredora, que se pasaba más bien pocas veces al año, pero desde que hace 2 años se estropeó, ya no se pasa ninguna. El invierno pasado las hojas que cayeron de los árboles llegaron a pudrirse y a desaparecer con el paso del tiempo en nuestras calles, produciendo resbalones y mucha porquería.

Eso sí, mientras el Ayuntamiento y el Concejo se ponen verdes unos a otros, y las calles las tenemos asquerosas, se dedican a pintarlas y a gastar el dinero en bancos de colores.

El hecho de que la Mancomunidad implante el nuevo sistema de contenedores de basura que funcionan con tarjeta ha sido la puntilla.

Las papeleras y los alrededores de los contenedores se han llenado de basura y las calles están peor que nunca si sumamos la falta de limpieza que ya había.

Todo ello ha dado lugar a tener la calle descuidada, sin limpieza, con un aspecto de abandono increíble. Y, por supuesto, una plaga de ratas.

Es un barrio en el que hay muchos niños y muchos perros, no quiero ni pensar lo que las ratas podrían hacer en un descuido.

El asunto de las ratas se ha empezado a hacer viral en redes sociales gracias a vecinos enfadados con la situación.