Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
No se compromete con las urnas

Sánchez quiere agotar la legislatura pese a la ventaja electoral en las encuestas

El presidente no se compromete con las urnas si fracasa con los Presupuestos
Habla de “cambio de época” en el balance de sus dos meses al frente del Gobierno tras el desalojo del PP

D.N. - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Sánchez, ante una foto de familia de su Ejecutivo.

Sánchez, ante una foto de familia de su Ejecutivo. (EFE)

Galería Noticia

Sánchez, ante una foto de familia de su Ejecutivo.

“Sánchez saca pecho de las políticas de Rajoy y ha sido Casado el que ha actuado de presidente de España”

Pamplona- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ratificó su intención de agotar la legislatura para “blindar” el estado del bienestar. Sánchez, en el balance de dos meses al frente del Gobierno que realizó ayer en el Palacio de la Moncloa tras la última reunión del Consejo de Ministros antes de las vacaciones de verano, recalcó, frente a su minoría parlamentaria, que la moción de censura y el cambio de Ejecutivo han supuesto un “cambio de época” en la política española.

Al margen de una breve comparecencia con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, la de ayer era la primera rueda de prensa de Sánchez en España desde que hace ya algo más de dos meses accedió a la presidencia del Gobierno y la aprovechó para presumir del cambio.

El presidente cree que ahora “los ciudadanos se reconocen en su Gobierno” y reivindicó todas las medidas incluidas en su “agenda del cambio” que forman parte de “una hoja de ruta clara y definida” hasta el final de la legislatura “aunque no a cualquier precio”, dejó en el aire como aviso sus socios de moción de censura, de los que precisa sus apoyos para cuestiones clave.

Al plantearle si encuestas como la del CIS conocida el jueves no pueden llevarle a un adelanto electoral en vez de aguantar hasta 2020, resaltó: “Aguantar no, avanzar sí, reformar sí”. “Este Gobierno no gobierna a golpe de encuesta”, subrayó antes de hacer gala de su condición de “sufridor” de sondeos para considerar llamativo que quienes salen peor parados en los datos del CIS, en referencia al PP, los pongan ahora en cuestión.

De esta forma el presidente del Gobierno evitaba comprometerse con la celebración de una cuestión de confianza si no logra aprobar los Presupuestos, que es lo que en el pasado él demandó a Mariano Rajoy. “Yo dije que antes de convocar elecciones había que lograr estabilidad política y social”, se justificó.

El jefe del Ejecutivo reconoció, no obstante, que mira “con distancia” y “humildad” los resultados del barómetro del CIS, muy favorables para los socialistas: “Sabemos que es una foto fija, pero reconozco que anima a continuar en el camino emprendido”, remarcó Sánchez, que defendió la “agenda de transformación” que tiene por delante su Gobierno para sacar a España “del letargo”.

El presidente pidió también al líder del PP, Pablo Casado, que sean “tan leales” como lo fue el PSOE con el Gobierno de Mariano Rajoy y haga una “oposición de Estado”, aunque le agradeció su apoyo a una eventual nueva aplicación del 155.

En materia económica defendió la senda de estabilidad que ha rechazado el Congreso, una propuesta que reiteró que volverán a presentar en septiembre y que aseguró que se trata de “una causa justa” que proporciona una “doble estabilidad”, económica y social. Al respecto, consideró “impropio” que el Senado pueda vetar una senda de estabilidad, pero el Gobierno no está planteando a otros grupos una reforma para evitarlo.

La misma filosofía que el techo de gasto garantizó que tendrá el proyecto de ley de presupuestos para 2019, que el Gobierno ha de presentar a finales de septiembre. Su empeño en dotarse de unas cuentas públicas que den a España una “doble estabilidad, económica y social”, no ha empezado con buen pie, ya que el Congreso tumbó los objetivos de déficit y deuda, considerados la antesala de las cuentas públicas.

Al plantearle si un rechazo de los presupuestos podría llevarle a reconsiderar su decisión de agotar la legislatura, se limitó a señalar que se presentarán con la intención de que sean aprobados, aunque, como puede ocurrir con otras iniciativas, sea dificultoso conseguirlo. “Pero difícil no es imposible. La debilidad que más preocupa a este Gobierno es la del estado de bienestar”, precisó.

Para esa defensa del Estado del Bienestar - “necesita más oxigeno, no estrangulamiento”-, de la sanidad y la educación pública y lucha contra la violencia de género - “este Gobierno representa y reivindica la España feminista”-, la palabra clave para los próximos meses, será, según enfatizó el presidente, “blindar”: blindar la sanidad pública, la educación, las pensiones y el Estado del Bienestar.

Entre los cambios llevados a cabo en los últimos meses, desde que Sánchez está al frente del Gobierno, puso uno encima de la mesa porque implica “cerrar una etapa negra”: el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única de RTVE. Con ella, considera el líder del Ejecutivo, “se abre la esperanza en RTVE” de que una institución, que es al fin y al cabo patrimonio de todo el conjunto de la sociedad, recupere ese prestigio perdido”.

A diferencia de otras comparecencias similares, ya con Mariano Rajoy, la cuestión de Catalunya no se puso sobre la mesa hasta 40 minutos después del arranque de la intervención. Sánchez reclamó al PP que haga una oposición de Estado, “sobre todo en temas como Cataluña” y calificó de “importancia política fundamental” que se reactive el diálogo entre el Gobierno y el Govern, así como normalizar las relaciones. “Este Gobierno tiene un proyecto para España, y dentro de España, Cataluña”.