‘Maravillas’ prepara “mecanismos de defensa” ante el riesgo de desalojo

La Asamblea del Gaztetxe pide la colaboración vecinal e insiste en que no renunciarán al espacio

Mikel Bernués Patxi Cascante - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Alrededor de 200 personas, ayer en la asamblea popular convocada a las puertas del gaztetxe ‘Maravillas’.

Alrededor de 200 personas, ayer en la asamblea popular convocada a las puertas del gaztetxe ‘Maravillas’.

Galería Noticia

Alrededor de 200 personas, ayer en la asamblea popular convocada a las puertas del gaztetxe ‘Maravillas’.

pamplona- Alrededor de 200 personas se reunieron ayer a las puertas del Gaztetxe Maravillas en una asamblea popular convocada ante el “inminente” riesgo de desalojo del inmueble.

Cuando se cumplían 11 meses exactos desde la okupación del palacio del Marqués de Rozalejo, en la plaza de Navarrería, miembros de la Asamblea del Gaztetxe hicieron un breve repaso de la trayectoria del lugar y los últimos acontecimientos, con la reciente personación del Gobierno foral como acusación particular en un proceso judicial abierto contra 5 identificados, la petición del desalojo cautelar o el fallido proceso de mediación iniciado previamente entre Gobierno y okupas a propuesta del juez.

Un proceso “estéril en el que el Gobierno exigía que abandonásemos el espacio y arreglásemos los supuestos desperfectos”, expuso una joven. También detallaron los distintos proyectos puestos en marcha desde entonces “en auzolan y con escasos recursos”, como el gimnasio o el comedor popular, la biblioteca, el cine o el banco solidario de alimentos. “Hemos construido un espacio abierto y plural, y seguiremos en ello”, aseguró esta portavoz.

“lo vamos a defender”En vista de que “judicialmente no vemos recorrido alguno” y ante un “escenario inminente de desalojo”, los jóvenes okupas quisieron dejar claro una vez más “que no vamos a renunciar a Maravillas, lo vamos a defender. Y se están preparando mecanismos de defensa”, explicaron. Como el trípode de gran tamaño que han colocado esta semana en el tejado del edificio, “un símbolo de la resistencia” al que encadenarse en caso de desalojo, concretó uno de los okupas nada más finalizar la asamblea popular.

Además, pidieron la “necesaria colaboración vecinal”, bien expresando su apoyo al proyecto con banderas en sus balcones o “participando activamente en la defensa”. Y convocaron una rueda de prensa el próximo miércoles, a las 11.00 horas en la misma plaza de Navarrería, para seguir concretando en qué consisten esas medidas previstas.

Después, pidiendo la palabra entre el público, Jokin Elarre, ahora jubilado y que ejerció de abogado durante el proceso de desalojo del Euskal Jai, concretó que “todas las penas que pueden caer se han empeorado desde 2004 a nuestros días”. Y un vecino dijo después que “yo he tomado cervezas en Maravillas, me gustaría autoinculparme con vosotros”.

Y así, al grito de “Maravillas es nuestra y la vamos a defender”, la asamblea popular tocó a su fin 20 minutos después de comenzar.