Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Hacia un espacio sin agresiones

El movimiento feminista de Estella trabaja por unas fiestas libres y seguras
Las ‘txosnas’ ofrecen por primera vez agua y picoteo gratis y chupitos sin alcohol para evitar que los excesos “sean excusa”

Julen Azcona J. Azcona/R. Usúa - Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El colectivo feminista Patriahorkado, en el recinto de ‘txosnas’ de fiestas situado en el aparcamiento detrás de la estación de autobuses.

El colectivo feminista Patriahorkado, en el recinto de ‘txosnas’ de fiestas situado en el aparcamiento detrás de la estación de autobuses.

Galería Noticia

El colectivo feminista Patriahorkado, en el recinto de ‘txosnas’ de fiestas situado en el aparcamiento detrás de la estación de autobuses.

Estella-Lizarra- Las txosnas de la ciudad del Ega, que se inauguraron el pasado jueves y finalizan esta noche, se han transformado este año a partir de las tres de la mañana. A esa hora, los responsables de la barra ofrecen -al ritmo del rock, el ska o el rap que suenan desde el escenario- no solo la habitual oferta de vino, cerveza y cubatas, sino también agua del grifo y comida de picoteo gratis (palomitas, patatas fritas, etc.).

Se trata de una de las novedades que Festagiro, la plataforma organizadora del espacio, ha incorporado para estas fiestas en colaboración con el colectivo feminista Patriahorkado. La idea es impulsar un consumo “controlado” y se inspira en un modelo que ya funciona en las txosnas de la Aste Nagusia de Bilbao.

“Muchas violaciones suceden supuestamente por culpa del alcohol;nosotras creemos que eso es una excusa, pero está claro que el alcohol ayuda a potenciar este tipo de actitudes violentas”, afirman desde la plataforma de txosnas. “La comida que servimos no pretende ser un sustituto de la cena;es para que no se tenga la tripa llena solo de alcohol”, añaden.

Además de la comida y el agua gratis, a la oferta líquida de las txosnas se le han sumado los chupitos sin alcohol: en concreto, piña y zumo de frutos del bosque (en sustitución del piñato y el pacharán), que es “más barato” y que aquellos que necesiten bajar el ritmo pueden tomar sin renunciar por ello al acto social. “No estamos en contra del alcohol, pero nos han enseñado a beber sin control y lo tomamos como algo normal”, concluyen.

El objetivo final, afirman desde Festagiro y Patriahorkado, es “conseguir que este espacio sea tan seguro para las mujeres como lo es un espacio no mixto” y “tanto frente a agresiones sexistas como homófobas”. Para ello, el recinto dispone de su propio protocolo contra las agresiones, que se elaboró en 2015 y que se ha ido “puliendo” con los años.

La reivindicación feminista de las txosnas se ha extendido este año (por segundo año consecutivo) al miércoles prefiestas, cuando varios centenares de personas salieron a la calle de noche, en señal de repulsa contra las agresiones sexistas. Fueron convocadas por Patriahorkado, basándose en la manifestación feminista que se hace en Pamplona antes de San Fermín.

En las txosnas, cada persona tiene su rol, desde los responsables de barra hasta los que venden tickets. “Lo que se quiere evitar es que haya personas que se sientan mal;que a nadie le molesten”. El papel de intervenir cuando algo sucede lo tiene la brigada feminista, un grupo de unas 36 personas que se distingue del resto por llevar un brazalete morado. Hay también un punto morado de información permanente.

El Ayuntamiento estellés se ha interesado por la propuesta y mantuvo reuniones con la plataforma para poner ideas en común. En casos de especial gravedad, el protocolo trasciende el espacio de txosnas y se activa la red local con el resto del movimiento feminista de Estella. “Se convoca una concentración”, explican recordando lo sucedido el año pasado, cuando una presunta agresión el sábado por la noche obtuvo una multitudinaria respuesta al día siguiente en la plaza de Los Fueros. Se hace además un llamamiento para que espacios festivos hagan un parón.

La campañaLa mano roja es un año más símbolo vivo que acompaña a estelleses y estellesas hacia unas fiestas donde solo haya espacio para la diversión sana y respetuosa. Establecimientos y bajeras disponen de cientos de carteles, pegatinas, pins, calendarios y servilletas con la campaña de sensibilización impulsada por el Instituto Navarro de Igualdad, que lleva como lema Libres también en fiestas y sin miedo.

El Consistorio dispone de un protocolo local para la prevención y atención de las agresiones sexistas en espacios festivos, y desde el área de Igualdad recuerdan que en situaciones de urgencia hay que llamar al 112, que incluye apoyo jurídico y psicológico. A lo largo del mes de julio, además, Igualdad impartió talleres formativos sobre fiestas y feminismo, dirigidos a vecinos y también al personal que gestiona espacios festivos.