Se elevan a más de 90 los muertos en el terremoto de magnitud 7 en Lombok

Decenas de turistas españoles se encuentran en el aeropuerto de Mataram, en la isla indonesia, a la espera de ser evacuados

EFE - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 07:47h

Víctimas de terremoto en una tienda de emergencia instalada en Denpasar.VER VÍDEOReproducir img

Víctimas de terremoto en una tienda de emergencia instalada en Denpasar.

Galería Noticia

Víctimas de terremoto en una tienda de emergencia instalada en Denpasar.Reproducir

BANGKOK. - Las autoridades de Indonesia elevaron hoy a 98 los muertos y a 209 los heridos causados por el terremoto de magnitud 7 que sacudió este domingo el norte de la isla de Lombok, en el centro del país, donde los equipos de rescate siguen la búsqueda de superviviente.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, dijo en rueda de prensa que el seísmo ha obligado a evacuar a miles de personas de sus casas.

El distrito de Lombok Norte es la zona más afectada por el sismo, donde se registraron más de 72 de los muertos y 64 de los heridos, según el portavoz.

La mayoría de víctimas mortales murió aplastada por el derrumbe de edificios y los heridos tienen que ser atendidos en el exterior de los hospitales por el mal estado en que han quedado los edificios, según la Agencia.

Miles de casas y edificios se han hundido a causa de la sacudida que hasta las ocho de la mañana hora local (00.GMT) había sido seguida por 132 réplicas, incluidas varias de magnitud superior a 5, añadió Sutopo.

"Estos son datos provisionales. Prevemos que seguirán aumentando porque la recopilación de datos aun sigue realizándose. Varias áreas de Lombok aun no son accesibles a los equipos de rescate", explicó el portavoz.

El terremoto ocurrió una semana después de que la misma isla fuera sacudida por otro de magnitud 6,4 que ocasionó 16 muertos y más de 300 heridos, además de daños en edificios e infraestructuras.

BNPB reforzó hoy los equipos de rescate que trabajan en la zona en búsqueda de supervivientes y víctimas bajo los escombros y la asistencia a las personas afectadas.

El Ejército indonesio también desplegó en avión a más tropas, incluido personal médico, que se dedicarán a habilitar hospitales de campaña, tiendas para alojar a los desplazados y a reparar los sistemas de comunicaciones, indicó BNPB en un comunicado.

En la nota, BNPB dijo que el terremoto y la inicial alerta de tsunami provocó escenas de pánico entre la población, que salió corriendo de sus casas, muchas de ellas dañadas por la sacudida de la semana anterior.

"El principal objetivo ahora es la búsqueda, rescate y asistencia de personas afectadas y satisfacer su necesidades básicas", dijo BNPB que señaló como necesidades urgentes a personal médico, agua limpia, comida, mantas y medicinas.

Según Sutopo, un millar de turistas locales e internacionales han sido evacuados en barco de las populares islas Air, Meno y Trawangan, situadas al noroeste de Lombok, sin que se hayan registrado heridos entre ellos.

La isla de Lombok, dominada por el volcán Rinjani, se encuentra al este de Bali, principal destino turístico de Indonesia.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", un área de gran actividad sísmica y volcánica sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

ESPAÑOLES A LA ESPERA DE EVACUACIÓN Alrededor de 200 españoles se encuentran en el Aeropuerto Internacional de Lombok (Indonesia) a la espera de vuelos que saldrán entre este lunes y el jueves, según la última información publicada por la embajada de España en Yakarta en su cuenta de Twitter.

La embajada desaconseja volar en los próximos días tanto a Lombok como a las tres islas Gili, que han sido evacuadas. En cuanto a la vecina Bali, no se ha informado de riesgos y el aeropuerto está abierto pero se recomienda estar pendiente de las noticias y consultar los consejos de viaje en la página web del Ministerio de Exteriores.

Personal de la sección consular de la embajada española en Yakarta se ha desplazado al aeropuerto de Lombok para prestar asistencia a los españoles pendientes de evacuación, fundamentalmente facilitar información y expedir salvoconductos para poder viajar a quienes han perdido su documentación.

La embajada está en contacto con las autoridades locales y la Protección Civil indonesia, que es quien está al mando de la evacuación. Para las evacuaciones desde las islas de Gili, la embajada recomienda seguir las indicaciones de las autoridades locales y comprobar que las embarcaciones cumplen con condiciones mínimas de seguridad. Los barcos están llegando al puerto de Bangsal y las autoridades están trasladando a las personas al aeropuerto internacional, que está operativo pero se esperan retrasos.

SIN CONSTANCIA DE VÍCTIMAS Hasta este momento, la embajada no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas del terremoto, que fue de magnitud 7 y ha causado la muerte a al menos 90 personas, han informado a Europa Press fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID).

La embajada está publicando información y respondiendo a mensajes a través de su cuenta de Twitter (@EmbEspIndonesia) y ha creado una lista de difusión en whatsapp para los evacuados de Lombok y de los islotes de Gili.

EL TELÉFONO DE EMERGENCIAS, RESERVADO PARA LOS EVACUADOS
El teléfono de emergencias está reservado para los evacuados de Lombok y Gili y, aunque está saturado de llamadas sí se puede mandar un whatsapp para solicitar entrar en el grupo de difusión (+6281380013988). Las autoridades indonesias también han puesto a disposición un teléfono de asistencia para turistas extranjeros (+62 878 64124151).

Para los familiares en España, Exteriores ha puesto a su disposición una cuenta de correo electrónico (unidaddecrisis@maec.es) para que faciliten información sobre las personas que se encuentren sobre el terreno. En todo caso, la embajada está pidiendo calma porque en los aeropuertos se esperan retrasos y la cobertura móvil no es buena.

Ha sido el segundo terremoto en la isla de Lombok en el periodo de una semana. Una española residente allí, Marta Cerezal, ha relatado a la Cadena Cope que las autoridades están transmitiendo calma y pidiendo ayuda para los habitantes del norte de la isla, donde el temblor se sintió con más intensidad. Según ha dicho, el aviso de tsunami inicial sí provocó momentos de pánico, pero éste ha sido ya retirado por las autoridades.