Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
gritos de “corrupto” o “asesino”

Casado muestra su mano dura con los presos de ETA entre abucheos en Vitoria

El líder de los ‘populares’ subraya su “excelente” relación con Alonso y este se limita a desearle “suerte” en su nuevo cargo

Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El presidente del PP, Pablo Casado, visita Gasteiz en el día grande de las fiestas

El presidente del PP, Pablo Casado, visita Gasteiz en el día grande de las fiestas (Alex Larretxi)

Galería Noticia

El presidente del PP, Pablo Casado, visita Gasteiz en el día grande de las fiestasCasado es increpado por varias personas mientras atiende a los medios de comunicación.Alfonso Alonso pone el pañuelo de fiestas a Pablo Casado a su llegada a las fiestas de la ciudad.

pamplona- Acompañado por su fiel escudero, el nuevo presidente del PP, Pablo Casado, visitó ayer Vitoria para mostrar su postura sobre el acercamiento de presos de ETA. “No vamos a aceptar ni acercamientos de presos ni homenajes a etarras”, dijo Casado entre abucheos de los presentes y gritos de “corrupto” o “asesino”.

El presidente del PP visitó las fiestas de Vitoria acompañado por Javier Maroto, como en su día hizo con Ana Beltrán durante las fiestas de San Fermín. De nuevo abucheado, recordó al Gobierno socialista que no cuenten con su apoyo para “premiar a los nacionalistas con el acercamiento a cárceles vascas de “asesinos que ni siquiera se han avenido a colaborar para esclarecer los más de 300 asesinatos de ETA sin resolver”.

Casado intentó cerrar las heridas con el PP vasco surgidas tras las primarias del partido y escenificar cierta reconciliación con aquellos que apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría. Eligió los presos de ETA y exhibió mano dura contra el acercamiento de estos y contra cualquier indicio de homenaje contra Santi Potros, el histórico miembro de la banda que quedó ayer en libertad.

En una céntrica calle de Vitoria, el presidente del PP fue increpado por decenas de personas que le pitaron, le invitaron a abandonar la ciudad y pidieron la libertad para los jóvenes encarcelados de Altsasu. En respuesta, Casado subrayó que estaba allí para reivindicar la recuperación de la “concordia y la convivencia en una sociedad en libertad”. - D.N.