Cura de humildad para España el primer día: todos a casa

DECEPCIÓN | Eliminados los diez atletas que participaron ayer

Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

berlín- El equipo español más numeroso de la historia (97 atletas), que afrontaba los Europeos de Berlín bañado en optimismo, recibió ayer un severo correctivo en la primera jornada de los campeonatos: los diez que intervinieron quedaron eliminados.

Iniciaron el desfile hacia casa los velocistas. Ángel David Rodríguez, Aitor Same Ekobo y Patrick Chinedu Ike, los tres que competían en la primera ronda de 100 metros, cayeron en su primer contacto con la pista, con marcas alejadas de sus mejores prestaciones de la temporada.

En sus sextos Europeos, Ángel David Rodríguez, de 38 años, destacó que hay que “sacar conclusiones y tomar decisiones”.

En la segunda carrera compitió el nuevo campeón de España, Aitor Same Ekobo, de 21 años. El de Fuenlabrada, con la segunda mejor marca del año, cuarto. “No hemos ido muy rápido y aquí se viene a correr;si no, te vas a casa”, reconoció.

Por último, el subcampeón de España, Patrick Chinedu Ike, corrió la misma suerte, sexto con 10.54 y eliminado.

“Después de los campeonatos de España dejé de entrenar. Siento mucho no haber conseguido lo que me proponía”, dijo.

Tampoco hubo supervivientes entre las velocistas. Cristina Lara, debutante en la prueba individual de 100 en unos Europeos al aire libre, obtuvo un sexto puesto en la segunda serie con 11.65 y Maribel Pérez terminó en la misma plaza en la primera carrera con 11.70, sin opciones de repesca en ambos casos. Aún les queda el relevo, donde partirán con la quinta mejor marca.

En el foso de longitud, Jean Maríe Okutu abrió la ronda con un salto de 7,66 y luego no mejoró: 7,52 y 7,59. Se pedían 8 metros para estar en la final, de la que le separaron cinco centímetros. Su marca le situó decimoséptimo.

Las series de 400 metros vallas sólo tuvieron a uno de los dos españoles, Aleix Porras, el más joven de los participantes en la disciplina, con 18. El navarro Sergio Fernández, plusmarquista nacional, había quedado exento por estar entre los doce primeros del ranking español.

Porras llegó sexto y último con 51.69, lejos de sus 50.54 que es su mejor registro del año. “Es un Europeo. No ha sido mi día, he salido lento, sin ritmo, pese a que llegaba bien. Competir aquí, en un estadio histórico, era un éxito. Hemos aprendido la experiencia y ahora a mirar a la temporada que viene”, dijo.

En la jaula de martillo, el extremeño Javier Cienfuegos, que había inaugurado los campeonatos con un lanzamiento de 72,76 metros (la marca de calificación era de 76,00), no mejoró en sus otros dos tiros y, séptimo en el grupo A, tuvo que esperar al B, donde competía Pedro José Martín (eliminado con 67,56, último), para saber si estaba entre los doce mejores, algo que no sucedió. Acabó decimoquinto.

Tampoco hubo suerte fuera del estadio. El lanzador de peso Carlos Tobalina no superó la calificación de peso. Su marca de 19,41 le dio el décimo puesto de su grupo, con muy remotas esperanzas de meterse en la final, con todo el grupo B por disputarse. - Efe