Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Estella-Lizarra | Actos populares

La Bombada, fiel a su cita

Gente de todas las edades se sumó con sus bombos, gaitas y tambores a un acto tradicional de las fiestas
Partió desde la plaza San Martín, donde antes se sirvió un almuerzo para todos

R. Usúa - Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La primera parada de la jornada tuvo lugar en la plaza de la Coronación para refrigerarse.

La primera parada de la jornada tuvo lugar en la plaza de la Coronación para refrigerarse. (R.USÚA)

Galería Noticia

La primera parada de la jornada tuvo lugar en la plaza de la Coronación para refrigerarse.

ESTELLA-LIZARRA.- La tradicional Bombada no faltó, otro año más, a su cita con el lunes de las fiestas de Estella-Lizarra, un despertador perfecto para aquellos a los que la noche del domingo se les hizo un poco larga. A las 11.00, para coger fuerzas, la Peña San Andrés convidó a un almuerzo en la plaza San Martín a base de “txistorra y panceta, más o menos lo de siempre”, comentaban José Antonio Lozano y Jorge Ugarte, miembros de la junta y encargados de la preparación. Tampoco faltaron vino, cerveza ni refrescos.

Ya a las doce comenzaron a sonar las primeras notas de la diana que sirve de banda sonora gracias a dos incombustibles con las gaitas como son Juan Andrés Alonso y Asier Etxegarai. Alonso, que estuvo en el nacimiento de este acto de mano de la Peña La Húmeda en los años setenta, recordaba ayer los inicios. “Como no había nada el lunes de fiestas, salimos a la calle a hacer ruido, y así empezó”, como un acto popular.

Hoy en día se incluye en el programa, y además de un buen número de adultos, reúne a muchísimos niños y niñas que, con sus bombos, tambores o trompetillas, hacen todo el ruido posible. “Es la primera vez que venimos con ellos. A Mario todo lo que sean instrumentos y música le encanta, especialmente el tambor”, comentaban los padres de Patricia y Mario Osés, de 5 y 3 años, respectivamente.

El recorrido, como siempre, dio comienzo en la plaza San Martín para, a través del paseo de La Inmaculada y San Andrés, llegar hasta la plaza de la Coronación, donde tuvo lugar la primera parada. Y es que, los participantes necesitaban refrigerarse y resguardarse un momento del calor, con temperaturas altísimas ya a esas horas. También quizá el calor fue el detonante de que la participación ayer no fuese tan alta como en años anteriores, con apenas un centenar de valientes, aunque el número fue fluctuando.

Uno de los más veteranos en la Bombada es Fernando Muneta, que ahora participa con una trompeta de plástico bien adaptada y que suena a las mil maravillas. “Hasta hace cinco años o así venía siempre con el bombo y ahora ya con esto. Y también llevo una pequeña reserva de vino con coca cola para poder aguantar el cansancio;con esto, suficiente”, decía señalando un pequeño botellín rellenado.

Dos horas después de arrancar, la Bombada se dio por disuelta después de haber recorrido las calles de la ciudad y de haber despertado a los más trasnochadores.

etiquetas: estella, bombada, fiel