"QUE LA FORMACIÓN NO DESAPAREZCA"

Homenaje a cincuenta años de música

Txuma Gallego, director de la Banda de Música Cultural de Burlada, lanzará el chupinazo como reconocimiento al trabajo de la formación

Laura Garde | Oskar Montero - Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Txuma Gallego, director de la Banda de Música Cultural de Burlada, junto al ayuntamiento en la plaza de las Eras.

Txuma Gallego, director de la Banda de Música Cultural de Burlada, junto al ayuntamiento en la plaza de las Eras. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Txuma Gallego, director de la Banda de Música Cultural de Burlada, junto al ayuntamiento en la plaza de las Eras.

“Es un justo y merecido homenaje a la labor de todos los músicos de la banda”

burlada- El único deseo de Txuma Gallego, director de la Banda de Música Cultural de Burlada, es que la formación no desaparezca y tampoco deje de mejorar, y los vecinos y vecinas de Burlada han querido reconocer su trabajo eligiéndola para tirar el chupinazo el 14 de agosto.

“La música es un factor prioritario en las fiestas de cualquier pueblo”, sentencia Txuma. Por ello, Burlada decidió en 1968 formar su propia banda, compuesta ahora por alrededor de 49 músicos. En 1978. cuando tenía 10 años, Txuma entró en el colectivo musical siguiendo la estela de su padre: “Empecé tocando los platillos y seguí con el trombón de varas”. Después de 30 años de experiencia, cuando le propusieron dirigirla en 2009, no dudó en aceptar.

En estos nueve años al frente, Gallego ha conseguido, “gracias a la ayuda de todos”, acercarse más a Burlada y a las fiestas: “Todo cambia. Hemos tenido que adaptarnos al movimiento del pueblo, también respecto a los conciertos y las actividades de fiestas. Hemos sabido amoldarnos y ahora la banda tiene muy buena acogida”, relata emocionado.

El 60% de los músicos de la Banda de Música Cultural de Burlada son de la localidad, y el resto procede de otros puntos de Pamplona y la Comarca. Ensayan cuatro horas semanales porque cuando llegan fiestas “no hay tregua”. El primer día tocan tras el chupinazo y en el pasacalles por la tarde (18.30 horas) que va desde la calle Hilarión Eslava hasta el Parque Municipal;y los días 15, 16 y 17, son los protagonistas de las dianas. “El día 15 tocamos también por la mañana, a las 11.30, acompañados por la Comparsa de Gigantes y Cabezudos y Larratz Dantzari Taldea, y el 19 damos un concierto en la calle Las Maestras”, añade. Pocas veces han salido a tocar a otros lugares, y cuando lo hacen es por consenso: “Si nos llaman, lo decidimos entre todos. Teníamos como tradición ir a Villava pero este año ya no vamos a hacerlo porque han formado su propia banda. Estamos felices de haber sido invitados durante tanto tiempo”.

Para Txuma, la banda es fundamental porque ofrece un repertorio diferente al de otras entidades musicales, como los grupos de rock o los txistularis: “La banda es alegría, nos esperan en la calle”.

Nunca imaginó prender la mecha del cohete anunciador de las fiestas, y ahora, “orgulloso y agradecido”, está seguro de que es un “justo y merecido” reconocimiento a su labor y a la de todos los músicos que han pasado por la banda: “Lo voy a disfrutar con todos ellos acompañándome en el balcón del Ayuntamiento. No hay mejor forma de hacerlo”.

40% de los votosPor tercer año consecutivo, la elección de la persona o entidad que lanza el chupinazo se ha hecho mediante un proceso participativo. Esta vez han sido 715 los votos emitidos (en 2017 fueron 628). De ellos, 289 (el 40%), han ido para la Banda Musical Cultura. Por detrás han quedado Uxua Modrego (179 votos, el 25%), Larratz Dantzari Taldea (135, el 19%) y la primera corporación txiki del municipio (112, el 16%).