AUMENTA EL NÚMERO DE MEDIDAS

El uso de la mosca parásita se suma al de las larvas de mariquita en el control del pulgón

Se amplían los agentes frente a plagas del arbolado y el radio de acción de las medidas a unos 200 árboles, tras las anteriores experiencias

Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 12:19h

Una cajita con larvas de mariquitas colocada en una rama de un árbol con el objetivo de que acaben con la plaga de pulgón.

Una cajita con larvas de mariquitas colocada en una rama de un árbol con el objetivo de que acaben con la plaga de pulgón. (EFE)

Galería Noticia

Una cajita con larvas de mariquitas colocada en una rama de un árbol con el objetivo de que acaben con la plaga de pulgón.

PAMPLONA.- El Ayuntamiento de Pamplona continúa con las sueltas controladas de larvas de mariquitas (Adalia bipunctata) en árboles. Este año, además, decide incorporar un nuevo tipo de insecto al control biológico de plagas y ha apostado por la Mosca parásita (Aphidoletes aphidimyza).

Si las mariquitas adultas y sobre todo las larvas de ésta se alimentan de pulgones devorandolos en grandes cantidades, las moscas parásitas depredan hasta 70 especies diferentes de pulgones insertando un huevo en el interior del pulgón cuya larva-huesped se alimentará del anfitrion hasta conseguir la eliminación o al menos la contención de la plaga. Las dos especies se encuentran de manera natural en nuestro entorno, pero con la suelta de ejemplares criados en cautividad se acelera el control natural de los pulgones.

Aumenta el número de medidas, pero también el radio de acción de estas, ya que además de en las calles Valtierra, Nazario Carriquiri, y Arcadio Mª Larraona, como se hizo en 2017, se esta trabajando también en Monasterio de Urdax y calle Iturrama. Así este año, en vez de en tres barrios, se está trabajando en cinco: Ermitagaña, Rochapea, Iturrama, Orvina y San Juan.

La única calle que no repite respecto de la anterior campaña es Arteta. Los árboles elegidos para ser tratados en esta campaña son dos especies de Arce Sicomoro (Acer platanoides), Arce de hoja de Plátano o Arce Real, presentes en Iturrama, los primeros, y en la calle Valtierra, los segundos;Caltapa común (Catalpa bignonoide) que se encuentra en Nazario Carriquiri y los Tilos (Tilia vulgaris) de Iturrama y Monasterio de Urdax.

Se estima en más de 200 los árboles que se pueden beneficiar de la presencia de éstos insectos. El Servicio de Jardines, dentro de su criterio de empleo de medios ecológicos, y visto el resultado de la anterior campaña (en este caso sólo con mariquitas) ha valorado el uso de ambos insectos como sistema de control ecológico de plagas.

Insecticidas naturales

Las larvas de mariquita son grandes depredadoras de pulgones, un sola larva puede devorar entre 50 y 150 pulgones, según el estado larvario. Las adultas, sin embargo depredan unos 80 pulgones al día. Así una mariquita adulta puede consumir más de 1.000 pulgones por temporada y puede poner más de un millón de huevos, por lo que se convierte en un potente insecticida (de hecho, las mariquitas se utilizan en la agricultura para el control biológico de plagas).

Las cajitas con larvas se colocan en torno al foco del pulgón, preferiblemente antes de que se extienda, ya que el pulgón se alimenta de la savia del árbol lo que produce la llamada melaza del pulgón que acaba ensuciando las aceras de las calles y los vehículos, lo que produce una sensación pegajosa que desemboca en quejas de la ciudadanía a través del 010.

En el caso del ciclo de la Mosca parásita la hembra, tras la cópula, realiza la puesta de huevos en las colonias de pulgón. Durante todo su ciclo larvario (unos 7-15 días) puede llegar a destruir hasta 100 pulgones. La mosca se coloca en estado larvario en unos blisters que se cuelgan de las ramas de los árboles en los que se quiere intervenir. Larvas de este insecto se colocarán en las catalpas. En el resto de especies se utilizarán las mariquitas.

La legislación europea apuesta por una línea clara de trabajo para proteger nuestra salud, evitando el tratamiento en espacios públicos con productos tóxicos, a los que el control biológico con insectos, pájaros y otros depredadores y parásitos naturales es una buena alternativa.