Bilbao y San Sebastián defienden la autonomía municipal para regular

El Ayuntamiento de Madrid rechaza que la normativa perjudique al usuario y defiende conciliar turismo y vecinos

Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Madrid- Los responsables municipales no tardaron en responder en el día de ayer a la decisión de Competencia con los manifiestos de sus respectivas posturas.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, defendió ayer la autonomía con la que cuenta el Ayuntamiento donostiarra para regular los usos del suelo, en la que se basa la ordenanza de apartamentos turísticos que ha sido recurrida por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Este organismo recurrió ante los tribunales superiores de sus respectivas comunidades autónomas las normas sobre pisos turísticos aprobadas por los ayuntamientos de San Sebastián, Bilbao y Madrid, al entender que son contrarias a la competencia y perjudican a los consumidores.

Tras conocer el recurso, Goia manifestó, en un comunicado, que el Ayuntamiento donostiarra “no comparte en absoluto” la interpretación que la CNMC hace de la norma, al tiempo que defendió “la facultad que tiene el consistorio de regular los usos del suelo sobre la base de la competencia urbanística”.

Dicha competencia constituye, abundó Goia, “un instrumento fundamental para poder articular la convivencia entre ciudadanos en la ciudad”, que es “el bien supremo que debe ser preservado”, lo que “pretendió y consiguió” la ordenanza recurrida.

El alcalde, que aseguró que defenderá esa “visión municipal y municipalista”, lamentó que la interpretación de la CNMC únicamente “da alas al libre mercado sin tener en consideración ningún otro principio ni valor”.

Fuentes del Ayuntamiento de Bilbao declinaron realizar comentarios sobre el recurso, aunque recordaron que el pleno del pasado 31 de mayo rechazó por unanimidad el requerimiento que les había enviado Competencia sobre este asunto.

Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de Madrid se pronunciaron al respecto subrayando que el consistorio defenderá en los tribunales la normativa municipal y rechazaron que sea contraria a la competencia y perjudique a los consumidores.

Además, indicaron que “el turismo es una actividad económica importante en la ciudad de Madrid” y que además de “protegerlo” quieren “que se concilie con los derechos de los ciudadanos dentro de los barrios”. - Efe