Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ambientazo, un año más, en el Remontival

El festival de pelota de profesionales es la excusa perfecta cada martes de fiestas para una buena juerga

Un reportaje y fotografía de R. Usúa - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El frontón Remontival, como cada año, lleno hasta la bandera.

El frontón Remontival, como cada año, lleno hasta la bandera.

Galería Noticia

El frontón Remontival, como cada año, lleno hasta la bandera.

El frontón Remontival volvió a registrar ayer un lleno hasta la bandera para presenciar a partir de las seis de la tarde el festival de pelota de las fiestas de Estella, con dos partidos de profesionales en la agenda: Agirre-Iturriaga contra P. Etxeberria-Jaunarena, y como estelar, Bengoetxea VI-Imaz contra Irribarria-Martija.

La cita pelotazale es para muchos la excusa perfecta para montar una buena juerga pasado el fin de semana festivo. Solo hacía falta echar un vistazo a las barras para darse cuenta de que no todo el mundo estaba del todo interesado en el marcador final de los partidos. También es habitual que muchas cuadrillas organicen comidas previas para ir templando los ánimos.

De hecho, la expectación que genera la pelota cada año en fiestas es enorme, como reconocía ayer un histórico en la directiva del club San Miguel de pelota, Jesús Garín. “Hace ya tiempo que se agotaron las entradas para hoy”, comentó, recordando que únicamente se organizan dos festivales similares al año: el de Ferias de San Andrés, “que no tienen tanto éxito como este, y que incluso algún año no se ha hecho”, y el de fiestas, que siempre llena las gradas hasta la bandera con casi mil asientos. “Tendría que mirar desde qué año se viene organizando este festival de fiestas;aquí, en el Remontival, desde que se inauguró (en el 2002), pero ya se venía haciendo en el frontón Lizarra también”, agregó Garín.

Quizá el peor enemigo del público fue ayer el calor que siempre se concentra en el Remontival, sobre todo en la grada de arriba. Los abanicos hicieron lo suyo, pero no fueron suficiente y a menudo hubo que recurrir al bar a refrescarse. Eso sí, ni el calor impidió que la gente vibrase en muchos de los tantos que se vieron ayer. También las apuestas pusieron su parte de emoción a la tarde.

“Llevamos ya unos cuantos años viniendo los de la cuadrilla y las mujeres. A unos les gusta más (la pelota) y a otros menos, pero al final es un día que nos sirve de excusa para hacer planes y siempre hay mucho ambiente. Hemos estado un poco de vermú, luego comida y ahora pelota;apostaremos también algo a ver si hay suerte”, comentaron un grupo de amigos a la entrada al recinto. A la salida les esperaba la txaranga de la Peña La Bota para llevar el ambiente a otra parte.