Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Rodaje que casi acaba en tragedia

El rumano C.B.I. fue corneado en Entrañas mientras grababa el encierro

El tafallés W.V.C. recibió una cornada superficial en la cara en el callejón

Javier Arizaleta Nieva - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

C.B.I. es embestido en la cuesta de Entrañas ante la impotencia del resto de corredores..

C.B.I. es embestido en la cuesta de Entrañas ante la impotencia del resto de corredores..

Galería Noticia

C.B.I. es embestido en la cuesta de Entrañas ante la impotencia del resto de corredores..El novillo se ensaña con el corredor atrapándolo entre el suelo y la puerta de un garaje.

Estella-lizarra- El encierrillo es como el último ensayo antes del debut. Los novillos de Macua están ahí y también el público, aunque en realidad se trate de un traslado hasta los corralillos del puente de la Cárcel, que es donde sale el encierro, donde se pudo ver que los novillos se retrasaron de los bueyes con un trote más lento. Uno de ellos, el número 8, echaba insistentes miradas a diestro y siniestro sin decidirse por embestir a ninguno de los corredores que se salían de su carrera. Y llegó el encierro. Lo que fue un ensayo se convirtió en momentos de pánico. Esta vez los novillos sí que llegaron hasta la plaza de Santiago detrás de los cabestros. Uno de estos chocó contra los soportales a la altura del Batzoki y derribó a dos cuatreños que ya se quedaron rezagados. Uno de ellos era el número 8, que a partir de ahí miró a los vallados y tomó la cuesta de Entrañas. Casi al final de ella se encontró con C.B.I. grabando con su tablet. Lo miró y se lanzó hacia él. Lo levantó dos veces entre sus astas para atraparlo contra el suelo y una puerta del garaje, propinándole una cornada en el muslo izquierdo. También en el suelo se hizo un pequeño reguero de sangre que dejó C.B.I., que, a pesar de la cornada, bajó andando hasta la ambulancia aparcada en la avenida de Yerri. Mientras, el novillo seguía volviéndose sobre sus pasos echando miradas amenazadoras a los ocupantes de los vallados. Poco a poco, corredores y pastores llevaron al morlaco hasta la entrada de la plaza donde primero miró y luego alcanzó al tafallés W.V.C., de 26 años, que recibió una cornada superficial en la cara, además de varios politraumatismos. Ambos heridos fueron trasladados al hospital García Orcoyen. Un encierro de más de 10 minutos que se alargó hasta los 17 al no entrar el novillo mirón a los corrales.