Aurora Pérez, RANDOM THINKING

“Cuando se evitan los estereotipos y el artista se puede expresar, ahí es donde se produce la conexión con el público”

La formación Random Thinking presenta mañana en Viana su último trabajo, ‘Right here and now’, en una cita enmarcada en el programa Kultur

Una entrevista de Ana Jiménez Guerra - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Aurora y Ángel Pérez, el núcleo de Random Thinking.

Aurora y Ángel Pérez, el núcleo de Random Thinking. (Pedro Walter)

Galería Noticia

Aurora y Ángel Pérez, el núcleo de Random Thinking.

pamplona- Con las Ruinas de San Pedro de Viana como escenario, Random Thinking, banda encabezada por los hermanos Aurora y Ángel Pérez, presentará mañana su último trabajo, Right here and now, una propuesta musical enraizada en el folk, el blues y el smooth jazz. La cita, dentro del programa Kultur organizado por el Gobierno de Navarra, arrancará a las 21.00 horas.

Debutaron con un primer EP acústico al que siguió un LP ya con banda titulado Random Thinking(2014). Su trabajo más reciente, Right here and now(2017), es fruto en cierta manera del recorrido y conciertos ofrecidos hasta aquí. ¿Cómo ha sido esta evolución de la banda?

-Aquel primer EP acústico eran seis canciones grabadas en directo que lanzamos a través de redes y de Bandcamp. Luego, con ese EP estuvimos tocando por salas, del circuito madrileño sobre todo, pero el salto a la profesionalidad lo dimos con el primer disco largo. Ya está grabado con toda la banda, en riguroso directo y en analógico... Eso fue el punto de inflexión y donde realmente comenzó la etapa profesional del proyecto, también empezamos a sonar en medios nacionales como Cadena Ser o Radio 3...

Su música respira folk y blues, pero en este segundo disco se han acercado a un lado más rockero, según señalan ustedes mismos...

-Sí, el primer disco tiene un marcado carácter folk, que se mantiene también en el segundo, ya que nuestra seña de identidad quizá más reconocible son las guitarras acústicas, y eso se mantiene... Pero sí que es verdad que el sonido es un poco más rockero y contundente, las composiciones tienen menos pasajes largos... El primer trabajo es un poco más ensoñador y ambiental y éste es más concreto.

¿Ha influido el rodaje como banda en esta evolución?

-Sí. Este segundo disco tiene como novedades dos cosas. Por una parte el tema del sonido que comentábamos que quizá es más contundente y rockero. Hemos incluido también más instrumentos, hay una paleta de sonidos mayor: cuerda, violín, saxo, viento... incluso acordeón. Y luego a nivel lírico, este segundo disco es más visceral y autobiográfico. El primero era más ensoñador, de temáticas más etéreas, y este segundo es más de a pie, de aprovechar el presente y ser libres.

¿Qué ha encontrado Random Thinking en este presente para reivindicar ese Aquí y ahora?

-Hay letras muy personales. En concreto hay una vivencia muy importante para mi hermano y para mí, que fue el fallecimiento de nuestro padre hace unos 10 años. Yo tenía 18 años, mi hermano por ahí... Y es un momento en el que te das cuenta que realmente estamos aquí un tiempo determinado, que no estamos eternamente... porque aunque lo sabes, no lo palpas hasta que no sucede algo así. Y hay una serie de composiciones que giran en torno a esa idea, pero siempre en positivo y a modo constructivo, desde esa sensación de aprovechar al máximo el tiempo que tenemos, de tratar de ser feliz y de superar los miedos que nos impiden avanzar.

Desde esta propuesta de folk, blues y smooth jazz, se presentan como “un tratado de buen hacer, enraizado desde los géneros madre de la música contemporánea, pero ecléctico y cosmopolita”. ¿Cuál es su filosofía frente a un mercado musical en el que las bases electrónicas y estilos como el trap parecen ser lo que mueve masas?

-Este es un proyecto autogestionado e independiente, hacemos la música que queremos. Es cierto que el panorama mainstream puede ir hacia otras direcciones, pero en nuestro caso hacemos lo que realmente nos motiva, y lo que nos gusta son esos géneros y esa fusión. Puede parecer que a nivel comercial todo va hacia otra dirección, pero en los concierto e incluso en las redes sociales hay una cantidad de gente muy grande deseando escuchar algo que no esté metido dentro de unos patrones parecidos o industriales, sino algo que sea sincero para bien o para mal, pero que suene diferente, a esos géneros de toda la vida, a la música de los años 70 y 80. Es el estilo de música que siempre hemos escuchado y que además nos motiva a crear. Soy optimista, hay muchas bandas muy buenas y un público importante, el reto es llegar a ello.

¿Es el propio nombre de la banda, Random Thinking (Pensamiento Aleatorio), una reivindicación de esto mencionado?

-Sí, eso es. Es una expresión anglosajona que quiere decir algo así como pensamiento aleatorio, entendido en el sentido de pensar libremente y dejar fluir las ideas sin prejuicios. El nombre nos gustaba porque tiene que ver con eso, con la libertad creativa que reivindicamos y que creemos que es tan necesaria en la cultura, sobre todo en la música hoy día. Evitar los estereotipos tan marcados y que realmente el artista se pueda expresar: ahí es donde se produce la conexión con el público.

De cara a los conciertos, Random Thinking cuenta con tres formatos diferentes en directo: dúo en acústico, banda de quinteto y banda de octeto, ¿cómo será la cita de mañana en Viana?

-Sí, tenemos esos tres formatos. Está el acústico, que es un poco el corazón del proyecto y somos mi hermano y yo, nada más. También está el quinteto, que son cinco personas y es el que llevaremos a Viana. Estamos cinco músicos y es un formato de banda muy folk, porque no lleva guitarras eléctricas y se respeta mucho el sonido acústico. Y luego tenemos el formato de octeto, que hemos hecho en citas puntuales, como la grabación en los estudios de RTVE presentando el nuevo disco. En Viana estaremos el quinteto y vamos a tocar canciones del nuevo disco, pero también temas del primero. En Navarra ya hemos estado dos veces en el festival Burlada Blues, pero será la primera en Viana y en un lugar precioso, en las Ruinas de San Pedro, que tienen pinta de ser una maravilla.

las claves

“Desde ese carácter folk, el sonido de este segundo disco sí es más rockero y contundente”

“Creemos necesaria la libertad creativa en la cultura hoy día, sobre todo en la música”

“En Viana actuaremos en formato quinteto, en un lugar precioso como las Ruinas de San Pedro”