El Capacico cumple su objetivo y consigue abastecer a 50 familias

Villa Javier pone en marcha el proyecto El Semillero, un amplio programa de formación

Fermín Pérez-Nievas - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Parte de los integrantes y fundadores de la Fundación Tudela Comparte, origen de Villa Javier.

Parte de los integrantes y fundadores de la Fundación Tudela Comparte, origen de Villa Javier. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Parte de los integrantes y fundadores de la Fundación Tudela Comparte, origen de Villa Javier.

tudela- Después de siete meses de funcionamiento, el nuevo espacio abierto por Villa Javier denominado El Capacico, para permitir que familias desfavorecidas elijan sus alimentos en lugar de darles la comida hecha, ha cumplido su objetivo que era atender a 50 familias. Si bien cuando arrancó, a mediados de noviembre de 2017, se ocupaban de 18 familias, para posteriormente pasar a atender a 26 cada semana, el pasado mes de abril ya se llegó a 41 y en junio Villa Javier informó de que las familias atendidas eran 51 cada semana, lo que representan 208 personas, de las que más de la mitad (118) son menores de 18 años.

En total a estas familias se les ha entregado en este tiempo 5.060 kilos de alimentos. Según indican en el informe que realiza este colectivo semestralmente “ésta era la cantidad de familias prevista desde el comienzo, ajustada a nuestra capacidad y en torno a esas cifras nos mantendremos a partir de ahora”.

El SemilleroOtra de las novedades que prepara Villa Javier es la puesta en marcha de un nuevo espacio de formación para personas desfavorecidas que adoptará el nombre de El Semillero. Con este espacio se pretende completar el círculo en Villa Javier, gracias a la parcela que el Ayuntamiento ha cedido de los recién creados huertos urbanos, de tal manera que la que se obtiene pueda servir no sólo para abastecer El Capacico sino incluso para ofrecer clases de cocina o de cómo hacer conserva. Garantizada la alimentación de los que allí acuden (el comedor está en funcionamiento desde principios de 2016) “casi todas las personas necesitan mejorar su formación para avanzar en su proceso de inclusión social. Por eso hemos puesto en marcha, como tercer pilar de Villa Javier, un amplio programa de formación, de tipo ocupacional”, explicaron desde Villa Javier. Así, para el período de julio a diciembre de este año, y gracias a una subvención del departamento de Derechos Sociales, van a ofrecer cursos sobre castellano para extranjeros, competencias digitales, gestión doméstica, cocina básica, conservas caseras, cultivos agrícolas y orientación laboral. A todo ellos hay que añadir otros importantes servicios complementarios que ya ofrecen desde hace tiempo como apoyo psicológico, ludoteca o peluquería.

Por otra parte, Ayuntamiento de Tudela y la Fundación Tudela Comparte (origen de Villa Javier), firmaron el pasado mes de junio un concierto por el que Villa Javier atenderá a las personas derivadas por los Servicios Sociales, en aplicación del compromiso del Ayuntamiento de ofrecer un servicio de alimentación básica que incluya, además de la comida 365 días al año, un marco de convivencia e integración que pueda mejorar el desarrollo de esas personas. El Ayuntamiento aportará el coste de la comida y Villa Javier ofrecerá a esas personas todos sus servicios de asesoramiento, formación y ocio.

detalles

Pequeños logros. El trabajo de Villa Javier va mejorando poco a poco la vida de las personas con las que trabaja. Como ejemplo, solo entre enero y julio de 2018, según su balance: han obtenido el empadronamiento en Tudela de 3 personas;ha mejorado la salud de 2 personas con una vida más regulada;ha ido mejorando la autoestima y el autocontrol emocional de 12 personas;2 personas han escolarizado a sus hijos o a los menores que tenía a su cargo;han obtenido la renta garantizada o renta de inserción para 16 personas;gracias a ellos 3 personas han accedido a una vivienda con ayuda externa y otras 3 personas a una vivienda con recursos propios;han mejorado un grado su nivel de castellano 6 personas;han realizado formación para el empleo a 17 personas y 26 personas han conseguido acceder a algunos empleos.

Alimentos para 492 personas. El número total de familias atendidas a lo largo de los seis meses ha sido de 76, compuestas por 310 personas. Si a ellas se suman las 182 del comedor, Villa Javier ha compartido alimentos con 492 personas durante el primer semestre.

la cifra

246

Son los voluntarios que trabajan de forma totalmente desinteresada en Villa Javier. De ellos el 75% son mujeres y el 25% hombres. Los voluntarios se dividen en: Administración/Informática (2), Comedor (14 turnos, 129 personas con regularidad y 46 son sustitutos);Capacico (3 turnos, 20 personas);Formación y asesoramiento (6 personas);Necesidades puntuales (35 personas);Unidad de reparto (6 personas);Limpieza (2 personas).