Gari | músico

“El tiempo de querer conquistar los cielos acabó para mí hace muchos años”

El antiguo miembro de Hertzainak acude esta tarde a Civican (20.30 horas) con ‘Estutu’, un trabajo que lanzó en 2016 y en el que se centra en la esencia de la música

Amaia Rodríguez Oroz - Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Gari, músico.

Gari, músico.

Galería Noticia

Gari, músico.

pamplona- Iñaki Igon Garitaonaindia, más conocido como Gari, resurgió en el panorama musical hace ya dos años, con Estutu, un trabajo en el que el músico se muestra más maduro, huye de los artificios y se centra en la esencia de la música. Lo hace, además, acompañado por la banda Maldanbera, con la cual continúa su camino y presentará nuevo disco el próximo mes de diciembre. De momento, el que fuera miembro de Hertzainak acudirá esta tarde a Civican para deleitar al grupo con las letras y melodías de Estutu y, además, dar unas pequeñas pinceladas del trabajo que verá la luz en la Feria de Durango. El concierto, que se enmarca dentro de la programación Escena Civican, será a las 20.30 horas y la entrada es libre.

Acude hoy a Civican para presentar Estutu, un disco que ya lanzó en 2016. ¿Ha marcado un antes y un después de su carrera?

-No puedo decir que mi trayectoria haya sido lineal en términos artísticos. Si analizo mis últimos 10 años, este viene caracterizado por profundizar en la búsqueda de una sonoridad en la cual sentirme cómodo y que ayude a expresar mejor mis sentimientos. Tal y como apuntas, evidencia un nuevo camino que verá su continuidad en el nuevo trabajo que estamos grabando y que verá la luz para finales de año.

Después de un tiempo en este nuevo formato, ¿se siente más cómodo que la época anterior con Hertzainak?

-Quizás suene raro pero uno de los aspectos fundamentales del proyecto Estutu ha sido la creación de una nueva relación personal con la música. Trabajo muchos aspectos del oficio que me ayudan a disfrutar del día a día y a crecer como músico y persona. Mis metas y ambiciones han variado, apuesto por hacer camino desde lo pequeño, intentando llegar a esos pequeños pueblos donde la música o el arte no llegan.

Ahora, ¿la melodía y la letra están por encima de todo?

-Uno escribe canciones, que no son más que el resultado de unir una melodía a un ritmo, y hacer que el resultado quede en la memoria de la gente, del pueblo.

¿Le ha resultado fácil encontrar ese punto medio entre crear un disco donde se aprecia a un Gari más “maduro” pero que no pierde su esencia?

-Me gustaría saber dónde reside mi esencia y si la madurez va de su mano. Había un tipo que decía que la decadencia es la pérdida total de la inconsciencia, porque la inconsciencia es el fundamento de la vida. Y yo estoy de acuerdo con él, pero el peaje pagado quizás haya sido excesivo... ¡¡o no!!

Las letras de Estutu son potentes y con un mensaje claro. En ellas, habla del paso del tiempo, de no mirar atrás con nostalgia... Pero, ¿es posible? ¿Qué se le pasa por la cabeza cuando echa la vista atrás?

-Maldanbera es el proyecto de banda que me acompaña desde que grabamos nuestro ultimo trabajo Estutu. El tiempo de querer conquistar los cielos acabó para mí hace ya muchos años y tras una larga travesía por el desierto por fin me he aceptado como soy;esto hace que pueda disfrutar del placer de estar donde estoy, de vivir con intensidad el resto del largo camino de bajada una vez hecha la última cumbre, de compartir con mi equipo y familia lo mejor de este antiguo y hermoso oficio que es la música, que no es otra cosa que compartir sentimientos, vivir el hoy, el ahora y agitar la ilusión con cada nuevo proyecto.

¿Con qué recuerdos se queda de aquellos años en los que Hertzainak estaba en lo más alto?

-Hertzainak fue un fenómeno que transcendió más allá de la escena musical, y fue tal la fuerza y energía que generamos, que sucumbimos a ella, de distintas maneras. El próximo año se cumplen 35 años del lanzamiento del primer álbum de Hertzainak, esa generación, esa agitación social, ese querer romper con lo establecido, esasno normas, todas aquellas hermosas locuras hace tiempo que dejaron paso, en mi caso, a centrarme en lo que realmente me da vida y en lo que poco a poco se ha ido convirtiendo en mi, diríamos, pequeña patria, que nos es otra cosa que la música, el oficio del músico.

Su nuevo disco verá la luz el próximo mes de diciembre. ¿Podría darnos alguna pista de qué es con lo que nos vamos a encontrar? ¿Sigue el mismo camino que Estutu o se atreve a probar cosas nuevas?

-Estamos en la fase final de la grabación del nuevo álbum. Puedo adelantarte que presentaremos algunas de las nuevas canciones en la actuación de esta noche en Escena Civican. Y sí, pretendo seguir ofreciendo certidumbres a ese público al que gusta la música. El nuevo álbum sigue ahondando en los viejos temas que nos remueven por dentro y, excepto en detalles, viene a reafirmar el nuevo camino abierto por Estutu.

¿Se plantea nuevos retos de cara al futuro?

-Ahora mismo tengo proyectos que me van a ocupar durante mucho tiempo, no todos relacionados con la música, pero será el día a día quien dicte sentencia sobre ello.