La calle Santo Domingo celebra su día grande

El protagonista de esta fiesta fue el asador Zaldiko, que cumplió 30 años

Sofía Sánchez Unai Beroiz - Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

A la dcha, Iker Burgos, lanzador del chupinazo, junto a su padre y Koldo Huarte (centro).

A la dcha, Iker Burgos, lanzador del chupinazo, junto a su padre y Koldo Huarte (centro).

Galería Noticia

A la dcha, Iker Burgos, lanzador del chupinazo, junto a su padre y Koldo Huarte (centro).Aperitivo popular de txistorra y vino tras el chupinazo para vecinos y curiosos.

pamplona- El día grande llegó ayer para los habitantes de Santo Domingo y aledaños. Como cada 8 de agosto, se celebró la fiesta del barrio que abrió a la una de la tarde el tradicional chupinazo en la calle Santo Domingo.

Este año, el encargado de prender la mecha fue el sobrino del dueño del Zaldiko, Iker Burgos, de ocho años, en honor al 30 aniversario del famoso asador. Todo parecía ir bien tras el primer cohete pero en el segundo algo falló y la mecha explotó. Sin embargo, a pesar del susto, nadie resultó herido y Burgos afirmó que “ha sido genial poder lanzar el chupinazo, con toda mi familia viéndome. Cuando ha explotado el cohete me he quemado un poco y me he hecho daño, pero por lo demás ha sido todo muy emocionante”.

Tras el lanzamiento del cohete, comenzaron a tocar otros habituales en la fiesta de Santo Domingo, los gaiteros Ezpelur que no se han perdido ninguna cita en sus 26 años de historia, y posteriormente tuvo lugar un aperitivo popular para todos los asistentes organizado por el asador Zaldiko.

Tras el almuerzo tuvo lugar la comida vecinal autogestionada en la plaza Santiago y los tradicionales juegos de mesa para todos los asistentes. Por la tarde hubo encierros de toricos de cartón atravesando la calle Santo Domingo desde los corralillos hasta el Ayuntamiento y a las 19.30 horas se celebró la tradicional misa en honor al santo. Para poner punto y final a la celebración tuvo lugar una cena autogestionada en la misma calle, así como una actuación musical con Luziano, el hombre orquesta, que duró hasta las dos de la madrugada.

Últimas Noticias Multimedia