El Gobierno planea un registro único de pisos turísticos

Propondrá a las comunidades, que tienen las competencias, reformar la ley de arrendamiento para atajar el fraude fiscal y ordenar el sector

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo abordará la regulación del alquiler vacacional en septiembre, cuando eche a andar el grupo de trabajo acordado con las CCAA. en la Conferencia Sectorial y en el que se dará voz a plataformas como Airbnb o HomeAway, con el objetivo de establecer unas líneas maestras generales que arrojen luz a la maraña normativa actual sobre viviendas de uso turístico. Entre las medidas que contempla está la creación de un registro único de pisos turísticos. Esta medida serviría para estrechar más el cerco sobre el fraude asociados a los pisos turísticos.

La titular de Turismo, Reyes Maroto, informó de que ya se está revisando toda la normativa existente sobre viviendas de uso turístico, tanto de los decretos autonómicos como de las leyes que habría que cambiar para “tratar de encajar la definición de vivienda turística”, lo que conllevará además algunos cambios en la normativa estatal sobre arrendamiento.

Maroto, que dejó claro que son las comunidades autónomas las competentes para regular en esta materia desde 2013, subrayó también la importancia del grupo interministerial creado por el Gobierno para reorientar la política de vivienda y del alquiler, del que formará parte el Ministerio que encabeza, ante el auge de este modelo de alojamiento y su impacto en el sector. “Las viviendas de uso vacacional han tenido un impacto importante en la subida de los precios del alquiler y el incorporarlas y estar coordinados nos va a dar una transversalidad en las políticas que hagamos que va a ayudar a regular mejor la vivienda turística y el alquiler en general”, ha destacado.

El Gobierno quiere acotar la definición de arrendamiento de temporada en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que limita el alquiler de viviendas vacacionales y apartamentos por parte de particulares vinculándolo a la legislación turística de CCAA o aplica este régimen si no hay una norma autonómica.

La titular de Turismo espera que el grupo de trabajo creado en paralelo por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) -que ha impugnado las ordenanzas de ciudades como Madrid, Bilbao y San Sebastián- contribuya a unificar criterios. Maroto ve viable “un registro único” de pisos turísticos con los datos aportados por las CCAA para ofrecer una imagen real de su impacto en el turismo, algo que ya han pedido algunas plataformas.

“Queremos trabajar con las comunidades autónomas para un registro único de forma que ellas, que son las competentes, nos transfieran datos para poder contar con información de este fenómeno y valorar su evolución. Al ser por código postal podemos tener muy identificadas su número en toda España y en cada comunidad para poder actuar”, ha afirmado Maroto, que apunta que no todas establecen como requisito obligatorio su registro. - D.N.

el dato

Mayorías. El Gobierno quiere revisar la Ley de Propiedad Horizontal para poder influir indirectamente en la regulación de pisos turísticos y modificar las mayorías en las comunidades de vecinos, ya que ahora basta con que un solo vecino esté de acuerdo (el mismo dueño del piso turístico para que los demás no puedan oponerse.