La Quincena aguarda una fresca y trepidante ‘La Italiana en Argel’

El montaje lo interpretarán mañana y el lunes bajo la dirección de Patrick Alfayá

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

P. Alfaya, S. Pedrouso, P. Arrivabeni, M. Pizzolato, J.A. Rechi, A. Ezenarro, S. Ballerini y O. Roch.

P. Alfaya, S. Pedrouso, P. Arrivabeni, M. Pizzolato, J.A. Rechi, A. Ezenarro, S. Ballerini y O. Roch. (Foto: J.H. (Efe) )

Galería Noticia

P. Alfaya, S. Pedrouso, P. Arrivabeni, M. Pizzolato, J.A. Rechi, A. Ezenarro, S. Ballerini y O. Roch.

san sebastián- El segundo plato fuerte tras la inauguración de la Quincena Musical, la ópera escenificada, llega esta semana al festival donostiarra de la mano de una “fresca” y “trepidante” interpretación de La italiana en argel, de Rossini, a la que el director de escena Joan Anton Rechi ha otorgado aires de revista de los años 40.

El encargado de la Quincena, Patrick Alfaya, y los principales responsables de la puesta en escena de esta La Italiana en Argel, incluidos algunos de los solistas, presentaron ayer el montaje, que se representará mañana y el lunes 13 de agosto.

Se trata de una producción de la Quincena con el Teatro Colón de Buenos Aires y el Festival de Verano de San Lorenzo del Escorial, bajo la dirección musical de Paolo Arrivabeni y la escénica del citado Rechi, con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y el Coro Easo.

Rechi, quien se declaró “gran amante de Rossini”, de quien ya dirigió en San Sebastián El barbero de Sevilla,prometió “diversión” en su propuesta, basada en el “punto exótico” que para él guarda el viejo teatro de revista, al que ha llevado su versión.

Un espectáculo que promete ser “muy trepidante” y que pretende contagiar en el público el “buen rollo” que existe entre el equipo y, sobre todo, “la alegría de vivir” que impregna toda la obra del compositor italiano.

Paolo Arrivabeni, uno de los grandes especialistas actuales en la dirección de óperas italianas del siglo XIX, quien destacó que Rossini es un compositor “muy difícil” de interpretar porque sus obras requieren “gran precisión” y una perfecta coordinación con la dirección artística, como ocurre en este montaje, que tachó de “espectáculo muy fresco”.

“Prometo diversión en la propuesta basada en el punto exótico que guarda el teatro de revista”

joan anton rechi

Director de escena de la ópera

repartoLa mezzosoprano italiana Marianna Pizzolato encarna a Isabella, la protagonista, una mujer “fuerte”, dispuesta a utilizar “cualquier medio” para lograr sus objetivos, pero que también tiene una faceta “dulce”.

Un papel “perfecto” para la tesitura vocal de Pizzolato, con muchas notas bajas porque “es una mujer pegada a la tierra”, pero que también debe explorar sus registros más altos cuando “empieza a soñar y hablar de valores”, por lo que cubre todos los colores de la voz de una mezzosoprano.

El argentino Santiago Bellerino es Lindoro, un personaje que aborda una de las partituras más agudas de todos los tenores rossinianos, tal y como destacó el cantante.

En el elenco figura también la soprano donostiarra Arantza Ezenarro, que encarna a Elvira, esposa de Mustafá, en un papel “vocalmente exigente” porque interviene siempre “donde ocurre el caos” para entonar las partes más agudas de todo el conjunto, pese a lo que ha reconocido que La italiana en Argel es una obra que “se disfruta mucho”.

Completan el reparto Nahuel Di Pierro (Mustafá), Joan Martín-Royo (Taddeo, anciano italiano), Sabastiá Peris (Haly, capitán) y Alejandra Acuña (Zulma, confidente de Elvira).

colaboración con la ose y el coro easoLa ópera contará con la participación de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, que arranca su temporada con esta nueva intervención en la Quincena Musical, y también con el coro Easo, que aporta 18 cantantes que cuentan con un papel destacado, ya que permanecen dentro de escena en la mayor parte de la representación.

Con la puesta en escena de La italiana en Argel, que se estrenó en Buenos Aires y pasó también por el Festival de Verano de San Lorenzo de El Escorial, la Quincena se suma a las celebraciones del 150 aniversario de la muerte de Rossini, un compositor que estuvo muy presente en la historia del festival musical donostiarra. - Efe