Orain Bai llama a "retomar las conversaciones" con el 'Gaztetxe Maravillas'

EP - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 16:47h

Imagen de archivo de Laura Pérez.

Imagen de archivo de Laura Pérez. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Imagen de archivo de Laura Pérez.

PAMPLONA. Los parlamentarios críticos con la dirección de Podemos Navarra, englobados bajo el nombre Orain Bai - Ahora Sí, han decidido no acudir a la reunión solicitada por EH Bildu entre los socios del cuatripartito para abordar la situación del 'Gaztetxe Maravillas', ubicado en el Palacio Marqués de Rozalejo de Pamplonas, ocupado hace once meses.

Para estos parlamentarios, han considerado que "es con los diferentes colectivos integrados en el Gaztetxe con quiénes han de retomarse las conversaciones de forma prioritaria a cualquier otro tipo de encuentros institucionales entre las diferentes fuerzas políticas, ofreciendo alternativas como la cesión de uso de dicho espacio por parte del Gobierno de Navarra, propietario del mismo".

En este sentido, han criticado que el Ejecutivo foral "ha mantenido en desuso" este edificio en los últimos 20 años, "con su consiguiente degradación e incumpliendo su obligación de mantenimiento y rehabilitación de un elemento del patrimonio histórico cultural de Pamplona".

Asimismo, han reiterado su solicitud al Gobierno de Navarra para que "retire inmediatamente la denuncia interpuesta contra las cinco personas participantes del 'Gaztetxe Maravillas', así como su personación en el procedimiento judicial como acusación particular y solicitud de desalojo cautelar".

Para estos parlamentarios, estas exigencias son una "condición previa indispensable que permita la resolución política de la situación, sin la coacción que supone la voluntad ya expresada por el Gobierno de un 'desalojo pacífico y civilizado', que ha decidido emprender de manera unilateral, al margen del criterio del resto de fuerzas que sustentan al Gobierno".

"La defensa de la propiedad privada que lleva a cabo el Gobierno para invocar la supuesta ocupación ilegal que justificaría su desalojo es perfectamente subsanable con la retirada de la denuncia interpuesta, haciendo valer, en su lugar, desde la institución, la función social de la propiedad, para su uso y disfrute por parte de la comunidad;máxime, cuando se trata de un espacio de propiedad pública", han sugerido.

"El Gobierno del cambio debería respetar y fomentar este tipo de acciones que promueven la creación de espacios de convivencia, creatividad y participación democrática;por lo que le solicitamos que, en lugar de reprimirlas, las apoye y adopte cuantas medidas sean necesarias en este sentido", han concluido.