Peralta cerró el año 2017 con un remanente de 2 millones de euros

La deuda bajó hasta 1.815.000 euros y el Ayuntamiento aumentó los ingresos

María San Gil - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El centro urbano, la plaza Principal de Peralta, abarrotada durante las fiestas.

El centro urbano, la plaza Principal de Peralta, abarrotada durante las fiestas.

Galería Noticia

El centro urbano, la plaza Principal de Peralta, abarrotada durante las fiestas.

peralta- La corporación peraltesa cerró, en el último pleno celebrado en la casa consistorial, las cuentas del año 2017 y lo hizo con un resultado presupuestario ajustado de 789.439 euros y con un remanente de tesorería de 2.039.000 euros, una cifra que por primera vez en muchos años supera a la que marca la deuda, que a 31 de diciembre era de 1.815.000 euros.

De acuerdo con el alcalde, Juan Carlos Castillo, las cuentas son “bastante buenas, de las mejores que han salido en los últimos años”, puesto que los ingresos han ido aumentado hasta los 5.920.395 euros al tiempo que han seguido conteniendo el gasto con 5.483.947 euros. “Hemos podido aumentar los ingresos sin subir los impuestos”, recalcaba Castillo.

Además, y en cuanto al remanente, explicaba que ha aumentado de forma considerable puesto que en el año 2016 la cifra era de 1.700.000 euros y ahora supera los dos millones.

balance positivoLa dinámica se mantiene en el Consistorio peraltés y, “el balance es positivo porque cumplimos con la ley de Estabilidad Presupuestaria, con la sostenibilidad financiera y con la regla de gasto y, sobre todo, porque son unas cuentas que nos permiten afrontar importantes y necesarias inversiones para Peralta, algunas de ellas ya en proceso de licitación y otras ya en marcha o a punto de estarlo, puntualizaba el primer edil.

En este sentido, recordaba que van a hacer una importante inversión, de unos 700.000 euros, en el polígono industrial, y también van a cambiar todo el alumbrado público a tecnología LED, una actuación valorada en 795.000 euros.

Además, Castillo recalcaba que la concentración parcelaria y la puesta en riego empezará en muy poco tiempo, algo que supondrá un gasto de unos 500.000 euros.

“La situación financiera es buena, de las mejores de los últimos tiempos, el nivel de endeudamiento es bajo, tenemos capacidad para acceder a un crédito si así lo queremos y podemos afrontar importantes proyectos”, apuntaba Castillo al tiempo que se reafirmaba en el lastre que para algunas administraciones locales supone la regla de gasto, porque “es algo que nos ralentiza;es un techo dañino, al menos para ayuntamientos que están saneados, como el de Peralta, porque impide el desarrollo de los pueblos. Está bien que controlen las inversiones pero no hasta este límite, es demasiado riguroso y estricto”.