32ª edición de la Vuelta a Pamplona

Etxeberria: “Es un sueño”

El corredor de Iturmendi explicó que le “daba igual ser segundo que octavo”, por lo que lo dio todo para llevarse la victoria

Iker García / Oskar Montero - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Todos los ganadores de maillots de la 32ª edición de la Vuelta a Pamplona, al término de la etapa de ayer.

Todos los ganadores de maillots de la 32ª edición de la Vuelta a Pamplona, al término de la etapa de ayer. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Todos los ganadores de maillots de la 32ª edición de la Vuelta a Pamplona, al término de la etapa de ayer.

“Tras la tercera etapa lo veía difícil, muy difícil. Sabía que tenía que darlo todo” “Otros tendrán otras cosas pero, siendo madre, sacar tiempo para entrenar es complicado”

pamplona- Josu Etxeberria (Irabia Intersport), vencedor en la 32ª edición de la Vuelta a Pamplona, se mostró pletórico al término de la cuarta y última etapa, en la que logró recortar la diferencia de tiempo que le llevaba el británico Jenson Young para enfundarse el maillot verde. “Es un sueño. Ayer (por el jueves) lo veía difícil, muy difícil”, declaró Etxeberria tras finalizar la etapa.

El corredor de Iturmendi pudo cumplir su objetivo, que no era otro que llevarse la victoria. “A mí me daba igual ser segundo que octavo, o décimo. Hoy (por ayer) a la mañana hemos reconocido el circuito con el coche y sabía que lo tenía que dar todo. Iba a ser todo o nada”, explicó el ciclista del conjunto Irabia Intersport.

Etxeberria logró ampliar las diferencias y no paró. Mientras, Young sufría por detrás, sin poder recortar. “Ha habido un momento en el que le hemos sacado 10 metros y ahí he tratado de hacer dos kilómetros a tope para que no nos cogiesen. Después de eso parece que se han rendido, o que han reventado y les hemos podido meter más tiempo. En los últimos cinco kilómetros he tirado yo a tope hasta meta”, comentó el de Iturmendi.

Está siendo un muy buen año para el corredor del Irabia Intersport, que ya había ganado la Vuelta a Guipúzcoa antes de llevarse la de Pamplona. “No sé ni cómo lo he hecho. Ahora a ver si hay suerte en el Campeonato de España”, dijo Etxeberria.

Por su parte, Sara Paternáin (Ermitagaña) se mostró contenta, tras llevarse el maillot que le acredita como mejor mujer en la general, en una carrera “muy dura”. “La verdad es que correr con los chicos se nota ese punto de nivel y se sufre bastante”, explicó.

Paternáin aseguró que sufrió mucho “en los primeros compases de la carrera”. “Nunca había participado en una vuelta así, con un pelotón tan grande, de 200 corredores. Las etapas son bastante ratoneras, con calles estrechas y tampoco estamos acostumbradas a eso. Se sufre bastante en los primeros compases de carrera”, comentó la ciclista.

La corredora del Ermitagaña, con dos hijos, es todo un ejemplo de entrega y esfuerzo. “Cada uno tiene lo suyo. Otros tendrán otras cosas, pero la verdad es que, siendo madre, sacar tiempo para entrenar es complicado”, comentó.